Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Iniesta renueva hasta 2018

A partir de esa fecha, la ampliación será de año en año

Andrés Iniesta. Ampliar foto
Andrés Iniesta. AFP

El Barcelona y Andrés Iniesta han llegado a un acuerdo para la renovación del contrato del manchego, que expiraba en junio de 2015 y que ahora se prolongará hasta 2018. A partir de esta fecha, el vínculo estipula que las renovaciones se harán de año en año y en función de la participación que tenga el jugador en el equipo. Así lo confirmó ayer el presidente Sandro Rosell, por más que reconociera que, por el momento, el acuerdo es solo verbal y que se oficializará el próximo lunes. De esta forma, el club y el centrocampista de 29 años, uno de los pilares del equipo de Gerardo Martino tanto sobre el césped como en el vestuario, resuelven un asunto que se ha alargado varios meses, aunque ambas partes mantuvieron en todo momento su predisposición a entenderse.

A Iniesta le corresponde el segundo escalafón salarial, justo por detrás de Messi

Sandro Rosell

Ya lo advirtió Rosell: “A Iniesta le corresponde el segundo escalafón salarial, justo por detrás de Messi”. Dicho y hecho porque la ficha del volante se sitúa a la altura de la de Xavi, que cobra unos 10 millones por temporada. “Nos dimos la mano y eso basta con Andrés. Estamos muy contentos por haber cerrado esta renovación. Es un gran regalo de Navidad”, convino Rosell, que el domingo pasado zanjó los últimos flecos del contrato con el medio, su padre y Ramon Sostres, su representante, además del director deportivo Andoni Zubizarreta y Josep Maria Bartomeu, vicepresidente deportivo del club.

Una vez solucionado el futuro de Iniesta, todas las miradas apuntan ahora a la ampliación del contrato de Messi, que sigue en Argentina recuperándose de la lesión que se hizo el mes pasado en el bíceps femoral de la pierna izquierda. Si bien el contrato del argentino finaliza en 2018, la escalada en el salario de algunos jugadores, especialmente la de Neymar, ha despertado cierto recelo en el rosarino y su entorno. “No hemos hablado de nada con él, pero la puerta de nuestro despacho está abierta para hablar”. Aunque, por el momento, desde la entidad no se tiene constancia alguna de que se vaya a hacer movimiento alguno al respecto.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información