Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los Lakers sondean el traspaso de Pau

El club angelino medita desprenderse de Gasol, de 33 años, tras su discusión con D’Antoni

Pau Gasol, en el banquillo, junto a Bryant. Ampliar foto
Pau Gasol, en el banquillo, junto a Bryant. AP

Pau Gasol está cansado de ser el saco de todos los golpes y los Lakers, contrariados por el cruce de acusaciones que ha mantenido con el entrenador, Mike D’Antoni, vuelven a plantearse la posibilidad de traspasarlo antes de que concluya el plazo en febrero. En principio, y según una información publicada por ESPN, la intención del club de Los Ángeles era negociar la ampliación del contrato del pívot español, de 33 años, que concluye esta temporada.

El martes, después de que Pau Gasol recibiera algunos abucheos en el Staples Center durante el partido que perdieron los Lakers ante Phoenix (108-114), D’Antoni le responsabilizó de los principales males del equipo. Las declaraciones del entrenador le sentaron como un tiro a Gasol, que entiende que no es justo que se apunte únicamente a él cuando las disfunciones y limitaciones de la escuadra son múltiples y notorias, además de que los esquemas del entrenador no benefician sus virtudes y su estilo de juego, según considera él.

Tampoco le gustó nada al 16 de los Lakers el oportunismo del entrenador, que cargó contra él aprovechando el peor momento, tras una derrota en que un sector de la afición hizo notar su disgusto contra el español. Por eso, el jueves, tras el entrenamiento previo al viaje a Oklahoma City, donde el equipo volvió a perder (122-97), Gasol se despachó con un periodista de Los Ángeles Times. “No tener la bola donde la quiero, en el poste, donde soy más efectivo, donde puedo castigar al rival y utilizar mi talento, afecta a mi agresividad y a mi intensidad”.

El pívot español, operado de ambas rodillas el pasado verano, suma el peor porcentaje de tiro de su carrera (41%) y su segundo peor promedio anotador (14,4 puntos). Además, se le reprocha que, durante los últimos partidos, varios de los pívots rivales hayan conseguido algunas de las mayores anotaciones de sus carreras.

“Este año no está siendo ideal. Ciertas cosas no son ideales para mí, pero de todas formas eso no va a cambiar pronto”, afirmó el jugador español, que dijo el jueves no haber hablado con D’Antoni sobre la situación: “Nada, cero. No es lo ideal, pero es lo que hay”.

“Nuestros números dicen que la cosa que peor hacemos es en el poste”, respondió D’Antoni al ser preguntado sobre las quejas de Gasol. “Si no quieres jugar de esta manera, lo puedes aceptar o no. Pero no es motivo para no jugar duro”. Cuestionado sobre si hablar del asunto no es negativo, el entrenador contestó: “Por supuesto. Es también una bonita excusa para no jugar duro. Es un clásico: ‘Bien, Yo no sé qué se supone que debo hacer’. Ellos [los jugadores] saben qué deben hacer para cobrar. Entonces, obviamente, sabes lo que debes hacer [en la cancha]. Deberían saberlo”.

El viernes, antes del partido ante los Thunder, D’Antoni mantuvo una reunión con todos los jugadores de la plantilla y les urgió a que aquél que tenga alguna queja sobre sus decisiones o sobre los sistemas que utiliza se dirija directamente a él. Tras la derrota ante Oklahoma, en un partido en el que Gasol sumó 14 puntos y siete rebotes en 23 minutos, D’Antoni se mostró conciliador: “Ha estado más agresivo y se ha entendido bien con Kobe”.

Bryant, que jugó en la posición de base en su tercer partido después de ocho meses de ausencia a causa de la rotura del tendón de Aquiles, restó importancia a la polémica entre Gasol y D’Antoni: “Cada año es lo mismo. Es como una vieja pareja. No es gran cosa”. Pau Gasol también cambió su discurso: “Siempre debes responsabilizarte de tu propio juego.Cuando empiezas a señalar a otros lados o en otras direcciones, estás cometiendo un error”. Las tres próximas citas de los Lakers, decimoterceros en el Oeste con 10 victorias y 12 derrotas, son en Charlotte, Atlanta y Memphis.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información