Un entrenamiento con público

España arrolla a Paraguay (9-29), la selección más débil del torneo, que se fue al descanso sin marcar un solo gol

Eli Chávez pelea un balón con Marizza Faria.
Eli Chávez pelea un balón con Marizza Faria.ANDREJ CUKIC (EFE)

Un entrenamiento con público. Es lo que se vivió este jueves en Zrenjanin, donde España pasó por encima a una inocentísima Paraguay, tan inferior que solo anotó cinco goles de jugada (el resto fueron de lanzamientos de siete metros), todos en la segunda parte. Y es que las de Dueñas, con nueve paradas de Silvia Navarro en el primer acto, endosaron un rosco a Paraguay en el descanso (0-13), algo histórico en el balonmano contemporáneo. Hay que remontarse a remontarse a 1978 para encontrase un partido internacional en el que uno de los dos equipos no marcase: Holanda, 13; Argelia, 0.

La selección guaraní venía ya de firmar el peor registro anotador en un encuentro de las últimas décadas ante Polonia (40-6), en el primer partido del Mundial. El seleccionador partió con un siete inicial cargado de jugadoras indiscutibles, a excepción de Marta Mangué, que descansó ante el cuadro guaraní. El rodillo fue inmediato. No hubo color en ningún momento de un encuentro descafeinado, del que pocas conclusiones se pueden sacar. Si acaso la dureza empleada por las jugadoras guaraníes, que en más de una ocasión buscaron el rostro de las españolas en defensa. Innecesarias acciones, más aún en un partido de este calado.

La victoria se daba por descontada, pero no quería que se perdiera ni un ápice de concentración Jorge Dueñas. El seleccionador se vio obligado a pedir un tiempo muerto en cada acto para reclamar a las suyas más atención. “Atacamos con decisión”, les urgió tras un tramo del primer tiempo en el que las pérdidas fueron continuas. “¡Un poco de seriedad!, hay que estar concentradas hasta el final”, insistía en la segunda parte. A buen seguro respiró el técnico vizcaíno tras los 60 minutos. Se acabó el suplicio de la apisonadora. Con el pase a octavos ya finiquitado, resta solo el partido de mañana ante Angola (18.00, Teledeporte), un rival con el que España deberá entonarse antes de la fase final. Ya no hay tiempo de distracciones.

Sobre la firma

J. LAFUENTE

Es subdirector de América. Desde 2015 trabaja en la región, donde ha sido corresponsal en Colombia, cubriendo el proceso de paz; Venezuela y la Región Andina y, posteriormente, en México y Centroamérica. Previamente trabajó en las secciones de Deportes y Cierre del diario.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS