Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Atlético no baja el pistón ante el Sant Andreu

Los rojiblancos, colíderes en Liga, golean al modesto equipo de Segunda B

Marcaron Arda Turan (2), Raúl García y Villa

Villa, en el momento de su gol. Ampliar foto
Villa, en el momento de su gol. AP

Al Atlético de Simeone le da lo mismo si enfrente tiene al Real Madrid en la final de la Copa de Rey, al Barça en la Supercopa de España, al Oporto en la Liga de Campeones o a un modesto equipo de Segunda B como es el Sant Andreu en la Copa del Rey. El Atlético de Simeone tiene hambre y muerde. El Atlético de Simeone es duro y no tiene piedad. El conjunto rojiblanco paseó toda su fibra por el Narcís Sala, el campo de césped artificial de la populosa barriada barcelonesa, y se estrenó en la Copa del Rey con una goleada.

Presumía el Sant Andreu, que merodea en la mitad de la tabla en Segunda B, de estar invicto en su feudo durante los últimos 30 partidos. Una racha que incluía la cosecha de la Copa Federación. El club barcelonés esperaba con ansias la visita del Atlético para dar un respiro a sus delicadas arcas. El estadio Narcís Sala que recibió al equipo de Simeone vistiendo un mosaico de la senyera, no estaba colmado (las entradas oscilaban entre los 30 y 55 euros). Poco le importaba al Atlético, que llegaba a Barcelona para defender su título de campeón de Copa. La última visita del equipo de Simeone a Cataluña le había dejado un mal sabor de boca. El Espanyol de Javier Aguirre le estampó en su paso por Cornellà su única derrota esta temporada. En cualquier caso, solo una pequeña mancha en el currículo en la arrasadora marcha del Atlético, colíder en la Liga y con el pasaje sellado a los octavos de final de la Champions.

SANT ANDREU, 0 - ATLÉTICO, 4

Sant Andreu: Morales; Arnau, Melo, Carroza, Rubén; Ibon Gutiérrez, Mouriño, Araujo (Ander, m. 60); Josu (Xavi Jiménez, m. 46), Guzmán (Alcover, m. 64) y Ferrón.

Atlético de Madrid: Aranzubia; Manquillo, Alderweireld, Godín, Filipe; Oliver (Villa m.63), Tiago, Koke, Arda Turán (Guilavogui, m.79); Adrián y Raúl García (Diego Costa, m.70).

Goles: 0-1. M. 12. Raúl García. 0-2. M. 20. Arda Turán. 0-3. M. 56. Arda Turán. 0-4. M. 84. Villa.

Árbitro: Undiano Mallenco. Mostró tarjeta amarilla a Koke y a Canelada.

Narcís Sala. 6.523 espectadores. Partido de ida de los dieciseisavos de final de la Copa del Rey.

Establecida la entre el Sant Andreu y el Atlético, el césped artificial de Narcís Sola era una excelente ocasión para que Simeone plantase en el campo a jugadores que vienen reclamando pista. Así lo hizo el Cholo, que mezcló a sus muchachos de siempre, con nombres menos habituales en el once inicial. Los primeros en la lista eran Adrián y Raúl García, pero detrás de ellos levantaron la mano Óliver, Alderweireld y Manquillo. También se apuntó al baile Aranzubia, que se aprovechó del problema muscular de Courtois. Pero da lo mismo qué números tengan tatuados en las camisetas los jugadores del Atlético, el equipo del Cholo juega siempre a lo mismo, se mida a los poderosos o al humilde Sant Andreu.

El cuadro barcelonés dio un paso atrás en el campo, dimitió de su habitual 4-3-3 y se aferró al 4-4-2. Apretó fuerte la líneas el equipo cuatribarrado, siempre cerca de su portero, Morales. Sabía Patxi Salinas, su entrenador, que no podía dar rienda suelta al vértigo de los contraataques de los jugadores del Atlético. Pero la ilusión le duro muy poco al Sant Andreu. Que acumuló gente por el medio, pero liberaba las bandas. Así se aprovechó Felipe que colocó un centro-pase para que Raúl García gritara el primer gol del partido.

El Sant Andreu actuó con un exceso de cautela, quizás acomplejado por la camiseta que tenían en frente, enmudecido por el juego del conjunto rojiblanco. Mandaronn Koke y Tiago en la medular, Óliver puso la magia y condujo Arda, que llegó sin presión al área y así selló la segunda y tercera dianas del Atlético. En la primera, recibió el cuero solo en el corazón del aérea y definió con tranquilidad; en el segunda, se inventó un jugada de fútbol sala, ante la pasividad de la defensa del Sant Andreu. El equipo de Patxi Salinas estaba demasiado encomendado a las botas de su delantero, Francis Ferrón, que con un testarazo al travesaño asustó un poco Aranzubia, que, por lo demás, disfrutó de una tarde tranquila.

Todo era del Atlético, que hasta regaló a la afición del Sant Andreu el premio de poder disfrutar durante el tramo final del juego de Villa y Diego Costa. El exdelantero del Barça, recibido entre aplausos, cerró la goleada del conjunto de Simeone. Demasiado Atlético para el Sant Andreu.

El resumen del partido

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.