Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Mundial de motoclicismo 2013

Todo o nada en la locura de Moto3

Àlex Rins, Maverick Viñales y Luis Salom se la juegan en la última carrera: el que gane en Valencia se hará con el título

Luis Salom traza una curva en la sesión calificatoria. Ampliar foto
Luis Salom traza una curva en la sesión calificatoria. REUTERS

Cuando tres pilotos se han repartido todas las victorias menos una, cuando son esos tres corredores los que llegan a la última carrera separados por solo cinco puntos, no hay mayor obviedad que esperar un final de infarto. Más si el último precedente es una prueba en la que se vio de todo: un atropello al líder, Luis Salom (22 años y siete triunfos), la caída del que podía convertirse en campeón si ganaba la carrera, Àlex Rins (17 y seis victorias), el podio que volvió a situar al tercero en discordia, Maverick Viñales (18 y dos victorias), en la pelea por el título, y la victoria de un novato, Àlex Márquez. Todo parece poca cosa ahora que los tres se presentan en Valencia con la victoria entre ceja y ceja. Todos dependen solo de sí mismos. El que gane la carrera (11.00, Telecinco) ganará el título. 

Salom, el líder, el favorito, se siente orgulloso de su temporada pues debe sus resultados al trabajo duro. Es su quinto año en la categoría pequeña. Y quiere aprovechar su última oportunidad. Parece invencible en la última vuelta. Viñales ha exhibido una gran constancia este año, pero ha ganado poco. Rins, el más nervioso, es agresivo, talento puro, y pole hoy. Pero teme a Salom. Será un final de locos.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información