fútbol | mundial 2014

El tobogán de América

Argentina se clasificó con comodidad, regresa Colombia, repite Chile, duda Uruguay y se deshace la selección paraguaya

Cavani celebra un gol ante Argentina.
Cavani celebra un gol ante Argentina.Iván Franco / EFE

De las 19 ediciones de los Mundiales de fútbol, nueve han sido ganadas por países de Sudamérica. En esta región se disputaron unas de las eliminatorias más competitivas de Brasil 2014. Aunque sin la presencia del próximo anfitrión de la Copa del Mundo, que la ganó ya cinco veces, los otros nueve países de la región se han enfrentado a lo largo de dos años con las grandes estrellas que brillan en las ligas europeas al frente. Sudamérica tiene cinco plazas aseguradas en 2014, Brasil, Argentina, Colombia, Chile y Ecuador, y podrá contar una sexta si Uruguay vence a Jordania en la repesca el 13 y 20 de noviembre próximo.

Argentina ganó el grupo sudamericano y se clasificó dos jornadas antes de finalizar la eliminatoria. Solo perdió dos de los 14 partidos, de los cuales el último fue disputado por sus suplentes el pasado martes ante Uruguay (3-2) cuando ya estaba clasificada. Fue el equipo más goleador, con 35 tantos, pero no el menos goleado, pues le marcaron 15, frente a los 13 que recibió Colombia. Tras el fracaso de Diego Maradona en Sudáfrica 2010 y el de Sergio Batista en la Copa América que Argentina organizó en 2011, Alejandro Sabella se hizo cargo de la albiceleste en las eliminatorias y logró estabilizar el juego de su país. Sin dejar de resolver los problemas defensivos heredados, puso más orden en el medio campo con Fernando Gago, actual jugador del Boca Juniors, y orientó mejor el ataque para obtener lo mejor de Lionel Messi. Así es que Argentina apabulló en la ofensiva, no solo por la Pulga, sino también por Ángel Di María, Sergio Agüero y Gonzalo Higuaín, entre otros. La pregunta es si con un ataque más contundente que antes, con un Messi más a gusto, será suficiente como para que Argentina venza a rivales como Brasil, España o Alemania en el Mundial y logre así su tercera Copa del Mundial, después de sus victorias de 1978 y 1986. Desde Italia 1990, tiempos de Maradona estrella, la albiceleste no llega a semifinales.

Falcao celebra un gol contra Chile.
Falcao celebra un gol contra Chile.EITAN ABRAMOVICH / AFP

Pero no todos tienen las ambiciones de Argentina. Colombia soñaba con volver a jugar una Copa del Mundo y lo logrará después de 16 años de ausencias. Acabó segunda en el grupo sudamericano, con 30 puntos, dos menos que la albiceleste. No es que Colombia fuese un habitual de los Mundiales, pero en los 90 tuvo su generación dorada con Carlos Valderrama y René Higuita, entre otros, que hicieron que este país se clasificara a tres Mundiales seguidos, y en dos de ellos se abriera paso hasta los octavos de final. Ahora vuelve con la disciplina que le ha impuesto el entrenador argentino José Pekerman, el mismo que con su país había hecho destacar a las selecciones juveniles y había alcanzado con la mayor los cuartos de final en Alemania 2006. Colombia vuelve sobre todo con la contundencia goleadora de Radamel Falcao.

Para Chile y Ecuador, la clasificación al Mundial supone la consolidación de un trabajo bien hecho en los últimos años. La Roja, con el goleador Arturo Vidal y el barcelonista Alexis, está en una Copa del Mundo por segunda vez consecutiva. La tricolor, con los tantos de Felipe Caicedo, no estuvo en Sudáfrica, pero se había clasificado para sus primeros dos Mundiales en 2002 y 2006. Chile obtuvo 28 puntos y Ecuador, 25, igual puntaje que Uruguay, pero con mejor diferencia de gol.

Alexis Sanchez celebra un gol ante Ecuador.
Alexis Sanchez celebra un gol ante Ecuador.MARIO RUIZ / EFE

Después del cuarto puesto en Sudáfrica de 2010, el mejor resultado de la celeste en un Mundial desde 1970, y después de ganar la Copa América en 2011, el seleccionado dirigido por Oscar Tabárez comenzó a transitar la era post Diego Forlán. Tiene grandes atacantes como Luis Suárez y Edinson Cavani, pero ninguna transición es fácil. Además, a Uruguay, campeón mundial en casa en 1930 y en Brasil 1950, siempre le cuestan las eliminatorias y la actual no es la excepción. Jordania no parece un rival duro para alcanzar el Mundial.

Lo notable de esta eliminatoria sudamericana es la caída en desgracia de Paraguay. Después de participar en los últimos cuatro Mundiales, después de que Gerardo Martino lo condujera a cuartos de final en Sudáfrica y al subcampeonato en la Copa América de 2011, se acabó una era dorada del fútbol paraguayo. Pasaron ya los tiempos de Roberto Acuña, Denis Caniza o José Saturnino Cardozo.

Ahora la incógnita es qué hará Brasil. Sin la exigencia y el entrenamiento que suponen las eliminatorias, el seleccionador Luiz Felipe Scolari volvió al cargo este año y reconoció que la verdeamarela debe cambiar y recuperar el respeto perdido por sus contrincantes. Ahora no descarta convocar a Diego Costa para unos amistosos en noviembre.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50