Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“El sonido del rondo parece una canción”

El técnico enfatiza su desafío en el Barça y Rexach le aconseja que sea fiel a sus ideas

Tata Martino, durante el duelo ante el Valladolid. Ampliar foto
Tata Martino, durante el duelo ante el Valladolid. AFP

Organizado por el Fòrum Fundació, el entrenador del Barça, Gerardo Martino, y el extécnico y jugador, Carles Rexach, se sentaron a conversar de fútbol. En un diálogo muy distendido repasaron “El banquillo del Barça”. “Lo que más me gusta de Tata es que es un entrenador normal. Ni míster Látigo, ni míster Mármol, ni míster Tigre, es normal”, arrancó, entre risas, Rexach. “Y hoy ser normal ya es demasiado”, agregó el exetrenador del Barça. Martino aceptó la definición: “En realidad cada uno es como es. Y parece ser que soy normal”.

Martino admitió que el desafío de ser técnico es un reto “muy grande y muy difícil”. “Es mucho más grande de lo que se imagina estando fuera. Y el día a día es muy difícil porque no hay tiempo para relajarse. Se juega cada tres días y hay que ganarlo todo”, dijo el rosarino. “Hay que asumirlo y sé perfectamente al lugar donde vengo”. El argentino reveló que Sandro Rosell contactó con él para hacerse cargo del banquillo del Barça a través de un amigo en común, Horacio Cartes, expresidente de la federación de fútbol de Paraguay y actual presidente de su país. “Por suerte estaba sentado cuando sonó el teléfono”, bromeó. “Es como el cuento de la Cenicienta que miraba con mis hijos, pero a alguien le tiene que tocar y me ha tocado a mí”, explicó Martino. “El presidente confió en nosotros y seguramente no le vamos a fallar”.

El entrenador del Barcelona admitió que “no entendía” demasiado el debate que se originó en el club sobre el estilo de juego, pero aclaró que no le molesta. “Lo bueno sería poder anticipar el nuevo debate, así cuando llega ya estoy preparado. Con los jugadores lo habíamos dejado todo claro: no veníamos a cambiar nada, sino a introducir cosas que ya se habían hecho en el pasado”, insistió. “Aquí intentamos buscar un entrenador que interprete este fútbol”, intervino Rexach. “Siempre hemos ido variando y hay que evolucionar porque el resto de los equipos te quieren complicar. Construir cuesta y destruir no tanto”, agregó. “Supongo que si hubiera venido en la época del Dream Team me habría evitado lo del Rayo”, terció Martino, entre risas, sobre el debate de la posesión del balón luego del partido contra el conjunto madrileño.

“Lo que más me gusta de Tata es que es un entrenador normal. Ni míster Látigo, ni míster Mármol, ni míster Tigre, es normal", dijo Rexach

Martino aseguró estar sorprendido con el nivel de sus jugadores. “Me impresiona verlos entrenarse día a día. Vas viendo las respuestas de por qué juegan como juegan”, destacó el argentino. “Si te pones de espaldas cuando los jugadores están haciendo un rondo y solamente escuchas el ruido de la pelota… Tic-tic-tic. Parece una canción”. “El entrenador bueno es el que juega con los futbolistas que tiene”, participó Rexach. “Mourinho fue al Madrid y pidió determinados futbolistas para jugar de una determinada manera. Martino supo incorporar cosas con la base que ya tenía”, agregó el asesor a la presidencia del club, que de paso le dejó un mensaje al eterno rival: “El Madrid todavía no encuentra su estilo”.

Martino aseguró que la Liga no es una cuestión entre el Real Madrid y el Barça y destacó el juego del Atlético de Madrid. "Me parece que está es una Liga entre tres. Todo el mundo habla del Madrid, pero hay un tercer equipo”, subrayó el rosarino. Pero Rexach no estaba de acuerdo con el rosarino. “El Atlético para jugar bien tiene que correr demasiado. Hacen demasiado desgaste y ese desgaste le puede pasar factura”, sentenció.

“La sensación que me genera Tata es que sabe cómo manejar un vestuario. Es cercano a la gente y a los jugadores”, piropeó Rexach al dueño del banquillo, al que pidió paciencia. “Menotti me llegó a confesar que se había arrepentido de no haber renovado. Así que aguanta todo lo que tengas que aguantar”. Y también: “Luis Aragonés cuando se fue me dijo: Pensaba que el Atlético era un equipo de locos, pero vosotros estáis más locos”. Tras estas revelaciones, Rexach aconsejó a Martino: “Haz lo que quieras. Luego se verá si triunfas o no, pero que sea con tus ideas”. Y Martino sonrió.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información