Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Especial Fórmula 1

Vettel corre contra su sombra

En un curso en que debía imperar la igualdad, el alemán acumula cinco victorias y 82 puntos más de los que tenía a estas alturas del año pasado

Vettel, en el Gran Premio de Corea. Ampliar foto
Vettel, en el Gran Premio de Corea. EFE

A estas alturas, con el Mundial prácticamente en el bolsillo de Sebastian Vettel, el alemán ya no compite contra ninguno de sus compañeros de pista sino que más bien lo hace contra su sombra. En un curso en el que teóricamente debía mandar la igualdad entre unos y otros, sus números asustan: ocho victorias, seis poles y esas mismas vueltas rápidas, una hoja de servicios que constatan el tremendo estado de forma en que se encuentra él, y la terrible pegada de su coche. Aquello que convierte el caso es especial ya no son estos números sueltos, sino las conclusiones que ofrecen cuando se cruzan con los de sus oponentes. Alguien podría pensar que los demás han vendido su piel más barata de lo que deberían, pero un vistazo a la estadística de hace un año dice exactamente lo contrario.

Un ejemplo: A falta de cinco grandes premios, Fernando Alonso lideraba la tabla con un punto menos de los que figuran ahora en su casillero (195), mientras que Vettel le perseguía cuatro puntos por detrás. Una buen indicativo para calibrar la dimensión real de la machada que están llevando a cabo Red Bull y su Niño Maravilla son los 82 puntos y los cinco triunfos de más que acumula en su zurrón respecto a entonces. No es que los demás hayan aflojado, sino que él ha dado un tirón en el marco más complicado y sin que nadie adivine cómo.

El alemán dispondrá el domingo que viene, en Japón, de la primera pelota de partido para conseguir su cuarta corona

Además de uno de las estrellas de la parrilla y un competidor tremendo, Vettel también es un motivador nato, aunque muchas veces, su forma de mantener unida a la tropa que le rodea le genere problemas con terceras personas. Hace 15 días, en Singapur, después de lograr la tercera de estas cuatro victorias de carrerilla, le preguntaron cómo lo había hecho (terminó con más de medio minuto de ventaja sobre Alonso). “Mientras muchos viernes hay quienes remojan sus pelotas en la piscina del hotel, mis chicos siguen trabajando a tope, eso es lo que nos hace ser tan fuertes”, soltó el chico de Heppenheim. Si sus palabras fueron una broma, Nico Rosberg y Jenson Button no la entendieron. “Sebastian se gana los abucheos que el público le dedica. Mi equipo rinde al máximo día y noche, o sea que no puede tener ni idea de si ellos trabajan más o menos. Con este tipo de comentarios corre el riesgo de que le perdamos el respeto”, le respondió su compatriota de Mercedes. “Lo que dijo no estuvo bien. Es evidente que no estamos haciendo las cosas suficientemente bien como para ganarles [a él y a Red Bull], pero ello no significa que no estemos dando todo lo que tenemos”, añadió Button.

Su forma de mantener unida a la tropa que le rodea a veces le genera problemas con terceras personas.

El por qué de la astracanada del tricampeón hay que buscarlo en el empeño que pone siempre en tratar de mantener a su entorno enchufado. Le da igual que los demás pilotos puedan sentirse menospreciados o recibir la rechifla de la hinchada siempre que el grupo que le rodea y que se encarga de Hungry Heidi, el apodo que le ha puesto al RB9, se sienta importante y querido. Con todo, Vettel dispondrá el domingo que viene, en Japón, de la primera pelota de partido para encasquetarse la cuarta corona, en el mismo escenario en que ya lo hizo en 2011 y con tanta antelación como entonces (cuatro grandes premios).

“Trato de no pensar en ello, sinceramente. Fue fantástico lo que conseguimos en Suzuka hace un par de años, pero para repetirlo todavía tengo que sumar muchos puntos”, reconoció nada más bajarse de su monoplaza. “Disfruto al ver que el equipo trabaja bien y que el coche funciona. Las cosas están mucho más al límite de lo que puede parecer desde fuera, pero es reconfortante conseguir resultados como los de Singapur o los hoy”, zanjó el corredor de Red Bull después de enlazar su tercer triunfo en Corea.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información