Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Atlético examina las urgencias del Madrid

El equipo de Chamartín está acuciado por la necesidad de agarrar los puntos y jugar bien

Los rojiblancos asaltan el derbi más seguros y con el recuerdo de la pasada final de Copa

Ancelotti y Simeone, esta temporada.
Ancelotti y Simeone, esta temporada.

Florentino Pérez ha trasladado a su círculo de confianza que hará todo lo que esté en sus manos para conseguir un gran título esta temporada. El presidente del Madrid sabe que afronta retos delicados. Se impone romper la sequía de resultados deportivos, transformar el juego de contragolpe en fútbol champán, y demostrar que Gareth Bale, su fichaje, y probablemente la contratación más cara de la historia, está a la altura del precio que pagó por él. El derbi del sábado (22.00, Canal + 1), siempre tan inquietante para un madridista viejo como Pérez, se presenta cargado de reclamos y de vértigo. Urge mejorar el juego, urge ganar los tres puntos, y urge ver a Bale, al menos compitiendo. Hoy todo parece inaplazable, pero enfrente estará el Atlético, colíder y hambriento.

Los directivos celebran que Ancelotti sea “hombre de club”. Con este epíteto significan que el entrenador italiano da prioridad al plan estratégico que le envían desde las oficinas del Bernabéu, o de ACS. Seguros de que le dará satisfacción y se dejará de lanzar mensajes exaltadores del juego de contragolpe, Florentino Pérez lanzó una señal de alarma al entrenador el pasado domingo, en el discurso de la asamblea: “Ancelotti es el idóneo para crear un estilo de juego que enamore”. En el vestuario dan fe de que el italiano captó la consigna. Tras la polémica victoria de Elche (1-2), el presidente, alarmado, tal vez molesto porque jugara Khedira en lugar de Illarramendi, trasladó una orden enérgica al técnico. Dicen en el club que esta vez le apretó las clavijas de verdad recordándole que debía cumplir con su compromiso de lograr que el Madrid practicara un fútbol elaborado y enterrara el contragolpe de Mourinho. El viernes, Ancelotti se encogía de hombros. Dice que él preferiría organizarlo todo alrededor de la pelota pero las características de la plantilla, tras la marcha de Özil, y con Marcelo y Xabi lesionados, no le permiten hacer milagros.

“Fue el mayor triunfo de los últimos años. Pero este es otro partido”, dice Simeone

“No estoy preocupado”, dijo el viernes Ancelotti, “porque lo normal cuando intentas generar cualquier cosa es que necesitas un tiempo. Es verdad que no hemos jugado buenos partidos. Necesitamos mejorar pequeños detalles. Espero que lo hagamos pronto. Estamos en el camino adecuado para evolucionar en el juego. Los futbolistas tienen una idea clara de lo que hay que hacer pero no la interpretan con naturalidad. Falta que aprendan en el campo a decidir la jugada justa. Por eso de vez en cuando el juego es un poquito lento”.

Sereno, sagaz y resignado a los malabarismos políticos, el entrenador ponderó al Atlético con admiración: “Son dos equipos de cualidades diferentes. Ellos son más agresivos y tienen más fuerza física. El Madrid tiene más calidad. Ellos son defensivamente muy buenos, muy organizados, y no nos pondrán fácil la búsqueda de soluciones ofensivas. Tendremos que intentar ser rápidos. Si juegas lento es difícil superarlos”.

Sin los problemas de indefinición en el juego que acusa el Madrid, el Atlético asalta el derbi para confirmar su buen momento. Una victoria, además de suponer su mejor arranque de la historia en la Liga con siete triunfos consecutivos, restaría credibilidad entre la hinchada rojiblanca al discurso de Simeone de que su equipo no puede pelear por el título.

Igual que hizo en la previa de la final de Copa, el preparador argentino quiso quitarle presión a sus futbolistas con la misma frase: “Son mejores que nosotros”. Y prosiguió con cautela: “Con el triunfo en la Copa mis jugadores se quitaron una losa. Dejamos atrás muchas noches negativas. Fue el triunfo más importante en los últimos años. Pero este es otro partido”.

Al Cholo le preocupa la capacidad de las grandes individualidades del equipo de Ancelotti para hacer un gol de la nada: “El Madrid posee grandísimos jugadores que pueden resolver en un momento”.

La duda en el Madrid es si Bale será titular. En el Atlético la incógnita es Mario Suárez, que se produjo una distensión de rodilla en el partido ante Osasuna. Ambos han entrado en las convocatorias.

El Atlético examina las urgencias del Madrid

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información