VUELTA A ESPAÑA

¿Dónde está Chris Horner?

Un error de comunicación de la Agencia Antidopaje de Estados Unidos pone en jaque al vencedor de la Vuelta

Horner, en el podio de Madrid.
Horner, en el podio de Madrid.Carlos Rosillo

Un enredo a cuatro bandas entre la Agencia Estadounidense Antidopaje (USADA), la Agencia Española de Protección de la Salud en el Deporte (AEPSAD), el ganador de la Vuelta, Chris Horner, y su equipo, el RadioShack, manchó las horas siguientes al triunfo en la ronda española del ciclista estadounidense, el más veterano, con 41 años, en celebrar una gran vuelta.

El día amaneció con la noticia de que Horner se encontraba ilocalizable para un control antidopaje de la AEPSAD, y se cerró de noche con la USADA admitiendo un error de comunicación con la agencia española acerca de la localización del corredor a la hora del control.

Los agentes tampoco le encontraron en otro hotel en el que supuestamente estaba con su mujer

El lío comenzó el sábado con una llamada de la USADA al organismo que dirige Ana Muñoz Merino para que practicara un control de sangre y orina a Horner, de quien sospechaban por los marcadores de su pasaporte biológico. Pero el control no podía realizarse durante la carrera, para lo que solo tiene potestad la Unión Ciclista Internacional, sino a partir de las doce de la noche del domingo. A las seis de la mañana de este lunes, los agentes de la AEPSAD acudieron al hotel madrileño en el que supuestamente dormía Horner —su equipo, el RadioShack Leopard, había decidido permanecer en la capital esa noche para celebrar el triunfo en la Vuelta—. ¿El señor Horner?, preguntaron en recepción, pero el responsable se negó a ofrecer su número de habitación en virtud de la ley de protección de datos. Fue Ana Muñoz quien telefoneó al recepcionista para leerle la ley antidopaje y exigirle la información requerida, a lo que finalmente accedió.

El control había sido solicitado por la agencia estadounidense antidopaje, la USADA, a la española

Cuando se abrió la puerta de la habitación, quien apareció no fue Horner, sino otro compañero del RadioShack, que balbuceó desconocer dónde estaba el vencedor de la Vuelta, como tampoco lo concretó el mánager. Fue el médico quien poco después les dijo que Horner se encontraba en otro hotel más cercano al aeropuerto, con su mujer. Allí se dirigieron entonces los inspectores de la AEPSAD, pero tampoco allí encontraron al corredor estadounidense. En el registro no figuraba ninguna reserva con ese apellido.

¿Dónde estaba, pues, Chris Horner? El RadioShack aseguró que el corredor informó de su localización a la USADA, de su hotel y número de habitación y de su teléfono móvil. Y remitió incluso un pantallazo del correo electrónico que Horner envió a la USADA. El correo, del 15 de septiembre, dice: “Hola. Hoy acabo la Vuelta a España, 15 de septiembre, en Madrid, y estaré volando de regreso a mi casa en Bend, Oregón, mañana, 16 de septiembre. Mi dirección mañana por la mañana será: Hotel Ciudad de Móstoles… Habitación 314. Mi hora de localización en esa dirección será entre las seis y las siete de la mañana…”.

El intercambio de correos entre la USADA y Horner.
El intercambio de correos entre la USADA y Horner.

¿Dónde estaba la confusión? Según la agencia española, Horner no estaba ni en el hotel que les dijo la USADA ni al que le remitieron después, al parecer este último de manera errónea por parte del médico. Según el RadioShack, “los inspectores antidopaje españoles fueron al hotel equivocado en Madrid”. Y así, finalmente, lo admitió la USADA, que confirmó haber recibido el correo de Horner, y también que no lo remitieron a tiempo a la agencia española. El cambio de hotel del corredor, pues, no fue notificado con suficiente antelación a la AEPSAD. “No recibieron la información antes de llegar al hotel”, asume la USADA, que también afirma que, debido a las especiales circunstancias, no se considera “un test fallido”. Fue el enredo que vivió el ganador de la Vuelta después de hacer historia.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50