Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Guardiola explota contra Rosell

El técnico del Bayern dice que la directiva azulgrana usó la enfermedad de Tito contra él, acusa al presidente de una campaña para desprestigiarle y pide que le dejen “tranquilo”

Guardiola, durante la rueda de prensa Ampliar foto
Guardiola, durante la rueda de prensa AFP

El Bayern Munich cierra la estadía de pretemporada en el Lago de Garda, en el Trentino italiano, y su entrenador, Josep Guardiola, comparece ante los medios para hacer balance de sus primeros días al frente del equipo alemán. En la sala de prensa, un periodista argentino le pregunta, en catalán, por las declaraciones del vicepresidente del Santos, en las que le acusaba de haber ninguneado ante Neymar la capacidad de Tito Vilanova para sacarle provecho en el Barcelona. Unas declaraciones que al parecer colmaron el vaso de la paciencia del técnico más laureado de la historia del Barcelona, que durante cuatro minutos y medio respondió muy a su manera a lo que entiende ha sido una actitud deshonesta de Sandro Rosell y su junta, desde que abandonó el Barcelona para irse a Nueva York con su familia.

“Yo al vicepresidente del Santos no le conozco. Sus intermediarios están muy equivocados, es muy errónea la información que le han dado: yo no me atrevería nunca a hacer un comentario como el que él dice que he hecho”, empezó diciendo Guardiola, que explicó más cosas al respecto: “Hace tres años hablé con Neymar porque el presidente Rosell me dijo que le llamara a ver si había la posibilidad de convencerle de fichar por el Barcelona. Coincidí con él en la entrega del Balón de Oro en Zúrich y hablamos de fútbol, del partido contra el Santos y de su idea del juego. Cuando me convertí en el entrenador del Bayern quise saber cuál era su situación y monté una reunión en Nueva York, con su padre. Después de cinco minutos me di cuenta de que su intención era fichar por el Barcelona”. El de Santpedor desveló que en esa reunión y en las dos conversaciones anteriores le dijo “al menos 20 veces” lo bien que hacía al fichar por el Barcelona y aseguró que en ninguna de las tres reuniones “el nombre de Tito Vilanova salió nunca”. Y sin interrupción, Guardiola apuntó a Rosell. “Le dije que me iba a 6.000 kilómetros, que me dejaran tranquilo y no han cumplido su palabra. Ha habido demasiadas cosas en las que se han pasado de la raya. Utilizar la enfermedad de Tito para hacerme daño no lo olvidaré. Es mentira que no le viera en Nueva York, le he visto y si no le he visto más es porque no ha sido posible, pero no por culpa mía. Justificar que no quiero que le vayan bien las cosas a alguien que ha sido mi compañero durante tantos años es de muy mal gusto y no lo esperaba”, arremetió.

El entrenador ha pedido el fichaje de Thiago: “Es un superjugador. Es él o ninguno más”

Guardiola, mirando al Camp Nou, invitó “a los de arriba, y a los técnicos” a que se calmen: “Yo me fui, no tengo nada que reprochar, solo pedí que me dejaran en paz. Les pido que hagan su camino y que me dejen tranquilo, que dejen de utilizarme, a mí y a mis amigos, para hacerme daño. Si quiero cenar con Cruyff, ceno con Cruyff. No le debo nada a nadie. Hice mi trabajo lo mejor que supe y lo mejor que pude. Ahora están ellos, que lo hagan lo mejor que sepan”, añadió el catalán. Y terminó sin coger resuello y con nervio al retar a un pulso a Rosell y su entorno, del que parece haberse hartado: “De todas estas cosas que he dicho si hay algo que no es cierto que salgan, pero que salgan ellos, sin intermediarios de Brasil o de Barcelona, y me rebatan. Entonces seguiremos hablando. Mientras tanto, que disfruten y me dejen a mí tranquilo”.

Guardiola confirmó que ha pedido el fichaje de Thiago, cuya cláusula hasta el 31 de julio es de 18 millones. “Hablé con Rummenigge [director general del Bayern] y Sammer [director deportivo]. Es Thiago o ninguno más. Es un superjugador que puede actuar en tres o cinco posiciones”, argumentó. El jugador entiende que no goza de la confianza de Vilanova.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información