Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

LeBron James, un rey con todas las de la ley

Miami supera a los Spurs (95-88) y repite anillo con otro grandioso partido de su estrella

Lebron James, campeón por segunda vez Ver fotogalería
Lebron James, campeón por segunda vez REUTERS

LeBron James y los Heat de Miami repitieron anillo con todas las de la ley, después de la durísima batalla que les plantearon los Spurs durante los siete partidos de la final disputados en los últimos 15 días. La tremenda oposición del equipo de San Antonio a lo largo de toda la serie, incluido el tenso e igualado séptimo partido (95-88), otorga más mérito a la espléndida labor de los Heat.

Venció el equipo de Florida y culminó su extraordinaria temporada, con 66 victorias en la fase regular, 27 de ellas en una histórica racha. Y a continuación superaron a todos y cada uno de sus rivales en unos playoffs especialmente duros. Si ya se encontraron ante una magnífica y meritoria oposición de Indiana en la final de Conferencia, llegaron a tambalearse en la última batalla por el título ante los Spurs. Al equipo de Gregg Popovich le faltó un ápice de suerte y energía y en el séptimo partido, no le quedó más remedio que claudicar ante El Rey y su equipo. LeBron James llevó a los Heat en volandas hacia su segundo título consecutivo, el tercero en la historia de la franquicia.

MIAMI, 95 - SAN ANTONIO, 88

Miami Heat: Chalmers (14), Wade (23), LeBron James (37), Miller (0), Bosh (0) –equipo inicial-; Ray Allen (0), Battier (18), Andersen (3) y Haslem (0).

San Antonio Spurs: Parker (10), Ginóbili (18), Green (5), Leonard (19), Duncan (24), –equipo inicial-; Neal (5), Diaw (5) y Splitter (2).

Parciales: 18-16, 28-28, 26-27 y 23-17.

American Airlines Arena de Miami. 19.900 espectadores.

LeBron estuvo omnipresente y muy acertado. Sumó 37 puntos, 12 rebotes y 4 asistencias. Se lució como pocas veces lo había hecho últimamente en los triples, con un 5 de 10. Llevó la voz cantante en el ataque de su equipo y fue quien acabó de domar a los Spurs en las acciones finales de un partido que no se decantó hasta los últimos instantes.

Junto a LeBron, destacaron Wade, con 23 puntos y 10 rebotes y Battier, especialmente inspirado, con 18 puntos, fruto de un asombroso 6 de 8 en los triples. Chalmers también aportó 14 puntos, muy necesarios dado el increíble desacierto ofensivo de tres jugadores habitualmente importantes y que se quedaron a cero: Bosh (0 de 5), Ray Allen (0 de 4) y Miller (0 de 5).

Los Spurs resistieron hasta la extenuación. Hubo incluso algunos momentos en que hicieron enmudecer al público del American Airlines. Llegaron a gozar de cortas ventajas hacia el final del tercer cuarto, pero Chalmers, con un triple sobre la bocina consiguió que los Heat se plantaron en el último acto con una mínima ventaja (72-71).

Prosiguió la igualdad y la incertidumbre hasta que Battier y LeBron abrieron una brecha de seis puntos (83-77). Faltaban cinco minutos y medio. Pero los Spurs todavía no habían dicho su última palabra. Sumaron de tres en tres con un triple de Ginóbili, un dos más uno de Duncan y otro triple de Leonard que estrechó el marcador. Con 90-88 y a falta de minuto y medio, Chalmers falló dos tiros libres. El partido, la final y el título se decidieron en ese corto lapso de tiempo. Leonard falló un triple, Battier también falló, y poco después Duncan, LeBron anotó a 27 segundos para el fin (92-88) y acto seguido robó un balón en un mal pase de Ginóbili. El Rey acabó de decidir.

Los Spurs pagaron el mal día de uno de sus mejores hombres a lo largo de las finales, Danny Green, que se quedó en 5 puntos, con una serie de tiro de 1 de 12. Duncan acabó hundido por uno de sus fallos en los instantes finales, pero fue de todas formas el mejor de su equipo con 24 puntos y 12 rebotes. Leonard estuvo a un nivel notable, con 19 puntos y 16 rebotes. Ginóbili aportó 18 puntos y 5 asistencias. Parker, en cambio, no estuvo inspirado en el tiro y solo anotó 10 puntos, todos además en la primera parte. Los Spurs pagaron sus malos porcentajes en el tiro: un 37% frente a un 43% de los Heat, que además anotaron 12 triples, el doble que sus rivales.

Los Spurs perdieron por primera vez una final. Las cuatro veces anteriores que habían llegado a ella, la habían ganado. Aunque sabían de antemano la dificultad que entrañaba ganar un séptimo partido como equipo visitante. De las 17 ocasiones en que se llegó al séptimo partido en las finales de la NBA, solo tres lo ganaron los equipos que jugaban fuera de su cancha. La última ocasión que ocurrió fue en 1978, cuando los Washington Bullets vencieron en la cancha de los Seatle Supersonics por 99-105.

LeBron James continúa el reinado que inició la pasada temporada y, como entonces, volvió a ser nombrado el MVP de la final después de haberlo sido también de la temporada. Lleva dos años consecutivos acaparando todos los galardones. El último que consiguió una gesta semejante fue Michael Jordan cuando ganó sus dos primeros anillos con los Bulls en 1991 y 1992 y también fue MVP de la temporada y de las finales.

LOS ÚLTIMOS CAMPEONES

Año Campeón Finalista / MVP de la final

2013 Miami San Antonio (4-3) / LeBron

2012 Miami Oklahoma (4-1) / LeBron

2011 Dallas Miami (4-2) / Nowitzki

2010 Lakers Boston (4-3) / Bryant

2009 Lakers Orlando (4-1) / Bryant

2008 Boston Lakers (4-2) / Pierce

2007 San Antonio Cleveland (4-0) / Parker

2006 Miami Dallas (4-2) / Wade

2005 San Antonio Detroit (4-3) / Duncan

2004 Detroit Lakers (4-1) / Billups

2003 San Antonio New Jersey (4-2) / Duncan

2002 Lakers New Jersey (4-0) / Shaquille

2001 Lakers Philadelphia (4-1) / Shaquille

2000 Lakers Indiana (4-2) / Shaquille

1999 San Antonio New York (4-1) / Duncan

LOS EQUIPOS CON MÁS TÍTULOS

17 Boston Celtics

16 Los Ángeles Lakers

6 Chicago Bulls

4 San Antonio Spurs

3 Miami Heat

3 Detroit Pistons

3 Golden State Warriors

3 Philadelphia Sixers

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información