Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

LeBron y los Heat se salvan de la quema

Ray Allen, Bosh y la estrella de Miami se superan en la agonía, remontan 13 puntos y fuerzan el séptimo partido en la prórroga (103-100) ● Los Spurs pierden una ocasión de oro a medida que se apaga un Duncan colosal

LeBron James, ante Tony Parker. Ver fotogalería
LeBron James, ante Tony Parker. AFP

El drama planeó sobre el American Airlines de Miami. Fueron unos minutos largos, interminables, algunos espectadores lo dieron absolutamente todo por perdido y se fueron antes de tiempo. Mike Miller anotó un triple sin una zapatilla y LeBron James inició la operación rescate después de perder la inseparable cinta que luce en la cabeza. Todo se dio por bien empleado y por fin el Rey de la NBA y sus Heat acabaron saliéndose con la suya y se salvaron de la quema ante unos Spurs que perdieron una ocasión de oro. Los Heat remontaron los 13 puntos de desventaja que llegaron a tener a poco del final del tercer cuarto (58-71), forzaron la prórroga gracias a un triple in extremis de Ray Allen que empató el encuentro a 95 y no pararon hasta cerrar su trabajadísima y angustiosa victoria por 103-100. Habrá séptimo y definitivo partido, a las tres de la madrugada del jueves al viernes (hora española), y será de nuevo en Miami.

No hubo un solo héroe. Imposible en un partido repleto de aciertos y errores, siempre en el filo de una tensión máxima, especialmente para los Heat, que bordearon el desastre. Duncan arrancó con la fuerza y majestuosidad más propia de un jugador en su plenitud que de un pívot que ya ha cumplido los 37 años y acumula 16 temporadas al más alto nivel. Su primera parte fue antológica, con 25 puntos y 8 rebotes en los 19 minutos que estuvo en la cancha. Pero después fue perdiendo fuelle y acierto. Se quedó en 5 puntos en el tercer cuarto y ya no volvió a anotar, aunque, eso sí, a sus 30 puntos añadió 17 rebotes.

MIAMI, 103 - SAN ANTONIO, 100

Miami Heat (27+17+21+30+8): Chalmers (10), Miller (8), Bosh (10), Wade (14), James (32) -cinco inicial-, Andersen (1), Battier (9) y Allen (9).

San Antonio Spurs (25+25+25+20+5): Parker (19), Ginobili (9), Green (3), Duncan (30), Leonard (22) -cinco inicial-, Bonner (-), Diaw (7), Splitter (5) y Neal (5).

Árbitros: Joe Crawford, Ken Mauer y Mike Callahan. No señalaron faltas técnicas. No hubo eliminados por personales.

Sexto partido de las Finales de la NBA, que se disputó en el AmericanAirlines Arena, de Miami, ante 19.900 espectadores.

LeBron James recorrió un proceso inverso al de Duncan. Empezó mal. Se fue al final del tercer cuarto con 14 puntos y una serie nefasta de 3 de 12 en el tiro. La estrella de la NBA no respondía en unos momentos dramáticos para él y para los suyos. Y lo mismo le sucedía a Ray Allen, que llegó a ese tramo sin haber anotado un solo punto y con 0 de 4 en el tiro. La estupenda defensa y sobre toda las transiciones de los Spurs no permitieron ni una sola canasta en contraataque de los Heat, sostenidos por algún que otro triple de Chalmers, Battier y Miller y algunas acciones individuales de Wade o LeBron.

El equipo de Miami pasó por un momento crítico, negado en ataque, descompuesto, perdiendo por 13 puntos. La desventaja se redujo mínimamente pero se llegó al último cuarto con una brecha de 10 puntos (65-75) y la constatación de que los Spurs estaban jugando mucho mejor, a pesar de que Green no estaba inspirado en el tiro como en los partidos precedentes y de que Ginóbili y Parker tampoco estaban del todo finos.

Fue entonces cuando LeBron entró en ignición. Perdió la cinta que lleva en la cabeza, no quiso recuperarla ni volver a ponérsela como acostumbra y volvió a la carga una y otra vez. En un abrir y cerrar de ojos, con LeBron desatado y con Miller anotando un triple a pesar de haberse quedado sin la zapatilla izquierda, los Heat resurgieron. Empataron a 82 después de un tapón de LeBron a Duncan y otra canasta del 6 de los Heat. Y tomaron la delantera en al marcador. Dominaban por 89-86 a falta de dos minutos.

Pero volvieron a las andadas y repitieron fallos en ataque, empezando por Chalmers y prosiguiendo por el propio LeBron. Un triplazo de Parker seguido de una canasta y un tiro libre de Ginóbili pusieron a los Spurs de nuevo con cinco puntos de ventaja (89-94). Quedaban solo 28 segundos. LeBron, que acababa de perder un balón, falló un tiro y acto seguido un triple. Pero un rebote de ataque de Miller le permitió repetir suerte y anotar el triple (92-94).

A 20 segundos para el final, Leonard anotó solo uno de los dos tiros libres de que dispuso tras recibir una falta (92-95). Volvió a fallar LeBron. Pero capturó el rebote de ataque Bosh y el balón acabó en manos de Ray Allen que, a cinco segundos para el final, anotó su único triple del partido y empató a 95. Parker sobre la bocina falló y quedó servida la prórroga.

Fechas y horarios de la final

Formato 2-3-2

1º Miami-San Antonio 88-92 (0-1)

Miami-San Antonio 103-81 (1-1)

San Antonio-Miami 113-77 (2-1)

4º San Antonio-Miami 93-109 (2-2)

San Antonio-Miami 114-104 (3-2)

Miami-San Antonio 103-100 (3-3)

7º Miami-San Antonio Viernes, 20 de junio, 3.00

Fechas y horarios en España.

Todos los partidos serán retransmitidos en directo por Canal +.

En la prolongación, Leonard y Parker, con un tiro libre, volvieron a adelantar a los Spurs (97-100) a falta de 2m42s para la conclusión. A partir de ese momento, los Spurs se quedaron clavados, lo fallaron todo en ataque. Allen y LeBron pusieron el 101-100 en el marcador.

Faltaban 1m40s. Falló LeBron, perdió la bola Ginóbili, volvió a perderla LeBron y Bosh le puso un tapón a Parker cuando solo quedaban 31 segundos. Falló Wade a 11 segundos. Ginóbili penetró en el último ataque de los Spurs, pero Allen puso la mano y los árbitros no concedieron falta. Fueron los Spurs los que tuvieron que hacerle falta rápidamente a Allen, que anotó los tiros libres y estableció el 103-100. Quedaban dos segundos. Hubo tiempo para un último intento, pero Bosh nuevamente taponó el tiro de Green. Y ahí, ya sí, pudieron cantar victoria los Heat.

LeBron cerró con otro triple doble en su larga colección: 32 puntos, 10 rebotes y 11 asistencias. Pero tanto o más decisivas fueron las acciones de Ray Allen, que acabó con 9 puntos, o Bosh, autor de 10 puntos y 11 rebotes. Parker sumó 19 puntos y 8 asistencias pero su serie en el tiro fue horrible: 6 de 23. Green solo anotó un triple y Ginóbili sumó 9 puntos, 4 rebotes y 3 asistencias y perdió nada menos que 8 balones.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información