Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Orden de alejamiento para Rubén

La jueza deja en libertad con cargos al delantero del Betis, imputado por malos tratos, lesiones y agresión sexual, tras la denuncia presentada por su expareja después de una pelea

Rubén Castro a la salida del juzgado. AS

Rubén Castro, delantero del Betis, ha sido imputado por malos tratos, lesiones y agresión sexual por el juzgado número 3 de Violencia sobre la Mujer de Sevilla, que ha decretado también una orden de alejamiento de 300 metros de su expareja y la prohibición de comunicarse con la denunciante. El jugador declaró durante 35 minutos ante la jueza después de llegar al juzgado sobre las 16.30, saliendo a las 20.30 del mismo. Según el administrador judicial del Betis, José Antonio Bosch, que estuvo en todo momento al lado del jugador junto a María Colomo, abogada del club, el futbolista negó todos los cargos. “Su declaración ha sido muy coherente y lo ha negado todo”, afirmó el propio Bosch a la salida de los juzgados.

La jueza instruirá el caso y practicará las diligencias que estime oportunas, tras lo que decidirá si archiva el caso o, por el contrario, sigue adelante con el procedimiento hasta derivar en un juicio. En principio, la idea del club es que Rubén se entrene hoy junto a sus compañeros, que quedaron muy impactados por la noticia de su detención y traslado al juzgado. En el Betis confían en la inocencia de Rubén, uno de los principales jugadores del primer plantel andaluz.

Los supuestos hechos ocurrieron a la salida de un local nocturno en la noche del domingo

Nada más salir de la sesión de entrenamiento matinal, Rubén Castro se encontró a las puertas de su domicilio con un par de agentes del Servicio de Atención a la Familia (SAF) de la policía. Le detuvieron por los comentados presuntos malos tratos y agresión sexual a su expareja. Le condujeron a las dependencias de la Jefatura Superior de Policía de Sevilla. Allí, el futbolista hizo uso de la llamada que le concede la ley para llamar al delegado del primer equipo, Víctor Antequera, todavía en las instalaciones deportivas. “Estoy detenido y necesito ayuda”, afirmó nervioso.

Los presuntos hechos ocurrieron a la salida de un conocido local nocturno de Sevilla en la noche del domingo al lunes, en el que los jugadores del club bético estaban festejando el triunfo cosechado ante el Zaragoza. Según Marca, que tuvo acceso a la denuncia, la acompañante señaló que tras un enfrentamiento a la salida de un local nocturno el futbolista la obligó a meterse en su coche. Posteriormente, y siempre según la versión de la exnovia, pasaron la noche juntos en un hotel del barrio sevillano de Nervión.

El futbolista fue detenido tras el entrenamiento matutino de este martes

La chica fue al centro médico a las 19.00 del lunes y pasadas las 0.00 es cuando presentó la denuncia en la Jefatura Provincial de Policía. En el parte de lesiones presentado hay hematomas e inflamaciones. El canario, después de prestar declaración ante la policía y pasar varias horas en la comisaría, fue conducido al juzgado de Violencia de Género sobre las 16.30.

“Me cuesta creerlo, la verdad. Para esto está la justicia. He sido de los últimos en entrar al vestuario y ahí me he enterado. Es un tema grave y su situación personal es mucho más importante que un partido de fútbol”, afirmaba el entrenador del Betis, Pepe Mel, nada más conocer la detención de su pupilo. “Nuestra postura es la de la normalidad y deseo también que la chica no se sienta perjudicada en nada”, añadía el técnico bético. “Estamos hechos polvo”, admitía también uno de los pesos pesados de la plantilla del Betis, que vivió un día muy movido. El club andaluz podría sellar el próximo fin de semana su clasificación para la próxima Liga Europa.