Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Especial Fórmula 1

Mercedes suma de dos en dos

Rosberg y Hamilton copan la primera línea y Alonso saldrá sexto con mucho tráfico

Rosberg rueda en Montecarlo. Ampliar foto
Rosberg rueda en Montecarlo. AFP

Uno podría pensar que vivir en Mónaco debería otorgarle a Nico Rosberg una ligera ventaja respecto a sus rivales con vistas al Gran Premio que esta tarde (14.00, A3 y TV3) se celebra en su ciudad, pero llegado el momento de encontrar un factor determinante será mejor dirigir la vista hacia el garaje de Mercedes. La tropa de la escudería alemana ha tardado algo más de tres años en sacarle punta a su monoplaza, y cuando finalmente lo ha conseguido se ha pasado de frenada. El actual W04 es una auténtica flecha a una sola vuelta, pero tiene como contrapunto que achicharra los neumáticos a las primeras de cambio, y eso supone un hándicap determinante en un campeonato tan influenciado por las gomas como este.

“La sexta posición no es la mejor para comenzar en Mónaco, y hay que ser realistas y honestos: tenemos muy pocas posibilidades de ganar”

Fernando Alonso

Las tres poles position que hasta ahora llevaba el gigante de Stuttgart de poco le sirvieron, puesto que ninguno de sus autores logró transformarlas en victoria. Se verá qué ocurre con esta última de Rosberg, la tercera que se apunta de carrerilla y la cuarta del tirón para su equipo, en una pista tan particular como esta, la más corta y lenta del calendario, la que menos maltrata los compuestos y donde adelantar es toda una heroicidad. La segunda plaza que ocupará Lewis Hamilton supuso el segundo doblete en parrilla para el constructor de los bólidos plateados, mientras que Sebastian Vettel arrancará el tercero, justo al lado de Mark Webber, su vecino en Red Bull (cuarto). Kimi Raikkonen (quinto) y Fernando Alonso (sexto) formarán la tercera fila.

Se le acumula el trabajo al español, cuyo Ferrari, según dice, ha ido de más a menos con el paso de los días, en un circuito en el que ganar posiciones le será mucho más difícil que, por ejemplo, en la última carrera. En Montmeló, hace dos semanas, salió el quinto y terminó ganando después de protagonizar la mayor remontada vista allí hasta entonces. El escenario no podría ser más delicado para el asturiano, que tiene por delante a todos sus rivales en la gresca por la corona.

“La sexta posición no es la mejor para comenzar en Mónaco, y hay que ser realistas y honestos: tenemos muy pocas posibilidades de ganar”, convino Alonso, que no supo señalar los motivos de la falta de competitividad de su F138. “No soy muy amante de subrayar a los cambios en la temperatura de la pista \[20 grados menos que el primer día de ensayos libres\]. Puede que sea porque las características de este trazado te obligan a configurar un coche único. O tal vez es que no hemos sabido interpretar las condiciones del asfalto. El jueves no fuimos los más rápidos pero tampoco nos fue tan mal como hoy”, zanjó el ovetense.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información