Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Especial Fórmula 1

Rosberg y Hamilton repiten doblete

Los dos Mercedes logran las primeras posiciones en la parrilla, seguidos de los Red Bull, mientras que Alonso saldrá sexto

Rosberg, durante la vuelta de calificación.

El Gran Premio de Mónaco volvió a confirmar lo que ya se apuntó en Montmeló: a una vuelta, los Mercedes son intratables. La clasificación fue un compendio de conducción y estrategia. La lluvia apareció en las dos primeras tandas y obligó a los equipos a correr con neumáticos intermedios, lo que permitió la aparición en escena de pilotos poco habituales. Sin embargo, cuando la pista se secó y los slicks entraron en acción, entonces las cosas volvieron al redil. Mercedes arrasó y colocó sus dos coches en la primera línea de la parrilla por segunda vez consecutiva: Nico Rosberg saldrá el primero y Lewis Hamilton, el segundo. Por detrás, los dos Red Bull de Vettel y Webber. Y en la tercera línea, Kimi Raikkonen (Lotus) y el Ferrari de Fernando Alonso.

“No ha sido una buena clasificación”, indicó el piloto español, minutos después de acabar sexto. “Pero es la mejor que podíamos lograr. No íbamos bien por la mañana y esto se confirmó por la tarde. Adelantar es muy difícil, pero vamos a intentarlo. El objetivo es cubrir a nuestros grandes rivales, Vettel y Raikkonen. Todo puede pasar, puede aparecer el safety car y debemos estar listos para aprovechar cualquier circunstancia. La estrategia será clave, porque las previsiones señalan que no habrá lluvia durante la carrera”.

No ha sido una buena clasificación, pero era la mejor que podíamos hacer"

Fernando Alonso

La primera sesión de la clasificación resultó emocionante. Los coches saltaron a la pista con neumáticos intermedios de agua por culpa de la lluvia. Pero a medida que la intensidad fue disminuyendo y el circuito se fue secando por el paso de los coches, los tiempos comenzaron a caer en picado. Hasta más de 10 segundos se bajaron los cronos con los mismos neumáticos intermedios. Y en estas condiciones, surgieron nombres inusuales como los de Maldonado o Vergne, que coparon las dos primeras posiciones, seguidos de Fernando Alonso y Grosjean. Felipe Massa, por su parte, ni siquiera tomó la salida tras haber protagonizado un aparatoso accidente en la curva de Sainte Devote durante la tercera tanda de entrenamientos libres de la mañana. Massa se incrustó contra la valla, después de perder el control de su Ferrari. Eso le obligará a salir desde la última posición. En cualquier caso se había visto obligado a cambiar la caja de cambios y ello ya le suponía la pérdida de cinco posiciones en la parrilla.

Rosberg celebra la 'pole' en Mónaco ampliar foto
Rosberg celebra la 'pole' en Mónaco REUTERS

Pero aquello solo era el principio. En la segunda tanda, la lluvia reapareció y todos los pilotos regresaron a pista con los intermedios. “Las condiciones va a ser muy variables”, comentaron desde el equipo Mercedes. Las salidas de pista se sucedían. Pero la mayoría de los grandes pilotos, especialmente los más finos, recuperaban el control de la cabeza de la clasificación. Las posiciones se intercambiaban con velocidad, por las cambiantes condiciones del piso. Los coches esta vez parecían no ser tan determinantes como los pilotos. Sin embargo, los primeros puestos los coparon ya los mejores del Mundial: Vettel, Raikkonen, Rosberg, Hamilton y Alonso.

Y en estas condiciones se entró en la fase decisiva. La Q3 se inició ya con neumáticos de seco y con las espadas en alto. Y si ninguna circunstancia se interpone, los Mercedes son los coches más rápidos a una vuelta. Así que, en seco, Nico Rosberg se situó en primera posición, seguido, a una décima, de su compañero de equipo Lewis Hamilton. Nadie consiguió hacerles sombra. Por detrás, los dos Red Bull, de Vettel y Webber. Fernando Alonso no logró realizar una gran vuelta y partirá desde la sexta posición por detrás del piloto de Lotus, Kimi Raikkonen.

La carrera se presenta complicada para el piloto español, en un circuito donde adelantar resulta realmente complicado. La salida será crucial para ganar alguna posición. Pero en Montecarlo, incluso superar a los dos Mercedes no va a resultar nada fácil.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información