Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Especial Fórmula 1

“Sigo en trance”

Alonso, que supera a Massa tras cuatro clasificaciones quedando por detrás, ironiza sobre la presión a la que este le somete

Fernando Alonso se prepara para la clasificación. AFP

Nada más llegar el jueves al circuito de Shanghái, Fernando Alonso tiró de ironía cuando se le recordó que Felipe Massa había conseguido terminar por delante de él en las últimas cuatro cronometradas que se habían disputado: las de los dos últimos grandes premios de la temporada pasada (Estados Unidos y Brasil), y las de Australia y Malasia, ya en este 2013. “Estoy muy estresado por ello. No duermo por las noches, solo como arroz blanco y se me cae el pelo. Cuando logre terminar por delante de Felipe entraré en trance”, soltó Alonso. Aunque lo dijera con sorna, más de una de esas afirmaciones es cierta. El asturiano duerme poco, aunque sea por culpa del desbarajuste horario, y tampoco le hace ninguna gracia tener que arrancar por detrás de su vecino como venía ocurriendo habitualmente. En Shanghái, el español desactivó cualquier opción de que Massa se convirtiera en el primer compañero que le superaba cinco sábados consecutivos, y este domingo (9:00 horas, Antena 3 y TV3) arrancará el tercero mientras que el suramericano lo hará el quinto.

Los sábados no se dan puntos ni se ganan campeonatos

Felipe Massa

“Sigo en trance. A ver si mañana me despierto completamente y consigo dar alguna otra vuelta buena”, bromeó Alonso nada más bajarse del monoplaza al término de la Q3. El brasileño, consciente de que no está en posición de sacar pecho, también optó por relativizar el asunto. “Soy consciente de que estos días se ha hablado mucho de ello, pero los sábados no se dan puntos ni se ganan campeonatos. No he pensado en ello en ningún momento”, resolvió.

“Esta mañana hicimos unos cambios en el coche que parece que han funcionado. Si todo va bien, espero que podamos luchar por el podio y, además, que lo hagamos con los dos coches. Eso sería una gran noticia”, dijo el ovetense. “Normalmente nos salen mejor los domingos que los sábados, o sea que somos optimistas”, convino.

Después de dos semanas y media de parón, las escuderías han desplazado hasta China un buen paquete de mejoras. En Ferrari están contentos porque, a diferencia de lo que ocurrió los dos últimos años, muchas de las que se le incorporan al F138 ofrecen el rendimiento que se espera de ellas, o sea, que funcionan. Según repiten en la Scuderia, los problemas de correlación de datos que les afectaron en el pasado están superados. “Como en todos lados, aquí ha habido cosas que han ido bien y cosas que no tanto. Las que nos han ofrecido la mejora esperada las hemos dejado colocadas, y las que no las hemos quitado para seguir rodando con las anteriores”, resumió el bicampeón del mundo con Renault (2005 y 2006).

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >