Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Roura: “Con Undiano nuestros números bajan mucho”

El técnico del Barça asegura tener en mente “la permisividad” de este colegiado con el juego del Madrid en la final copera de 2011

Jordi Roura, durante el partido ante el Sevilla. ATLAS/ Foto: EFE / AFP (LLUIS GENE)

El Barcelona ya ha empezado a jugar el partido. Si Karanka, segundo entrenador del Madrid, decía hace solo unos días que “sería noticia” el día que su equipo terminara con 11 jugadores, ayer le tocó a su rival poner el foco sobre los árbitros. Es el estilo Vilanova. Jordi Roura salió a la palestra, a mediodía, la previa del encuentro, y puso la pelota en juego. Porque así lo quería Tito: “El árbitro es el que es, no entraremos a valorar si es muy malo o no, lo que es una evidencia es que, con este árbitro, nuestros números son bastante más malos que con otros y nuestros porcentajes bajan mucho”, dijo el preparador del equipo, en contacto ininterrumpido con el entrenador del Barça, desplazado a Nueva York por motivos de salud.

El último precedente es además el único partido que hemos perdido este año

Jordi Roura

Pero Roura no se paró ahí: “Sin ir más lejos, el último precedente es del único partido que hemos perdido este año. Y tenemos en la memoria la permisividad que tuvo en la última final ante el Madrid en Copa”, recalcó, en referencia al partido del pasado enero contra la Real (3-2), en el que Piqué fue expulsado (m. 56), y también a la final de Mestalla del 2011; ambos los pitó Undiano Mallenco, el mismo que hoy dirigirá el encuentro en el Camp Nou. No se retractó el técnico azulgrana, que, en todo caso, le deseó al protagonista del día “toda la suerte del mundo” y le pidió “que no marque el desenlace del partido”. Su apunte, indicó Roura, era solo “una cosa obvia, estadística”. Undiano ha dirigido seis clásicos, con tres victorias culés, dos madridistas y un empate.

“Los Barça-Madrid siempre son duros, intensos, y esperamos que se queden en los márgenes de la legalidad, que son los estrictamente deportivos”, había dicho, en un discurso poco común en el Camp Nou. Y alejó el foco de Messi y Villa. De lo cruciales que son los duelos que le esperan al Barça en semana y media: “Cada victoria nos reforzará”, dijo; y alabó la capacidad de reacción del equipo ante el Sevilla tras la derrota en Milán (2-0).

Roura intuye que los de Mourinho saldrán a por todas: “El Madrid tiene que marcar y nos vendrá a buscar”. A partir de ahí, el Barcelona trabaja todas las posibilidades: “Nos jugamos una final y los dos equipos queremos estar en ella”. El técnico apuesta por un Barcelona muy reconocible, fiel a sí mismo: “No especularemos porque nunca especulamos, no sabemos hacerlo, el estilo es ir a por el partido siempre. Mañana no cambia nada”. Reconoció, eso sí, que valoran la posibilidad de jugar con un 9 que se mueva entre los centrales, justo como hizo el sábado en la segunda parte contra el Sevilla: Villa abandonó la banda y el Barcelona desencalló el partido. “Es una opción”, dijo.

Más información