Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El singular derbi de Joaquín

El extremo, que no ganó nunca en Nervión, avala al Málaga en Sevilla

Joaquín controla el balón. Ampliar foto
Joaquín controla el balón. AFP

Primero fue David Castedo, un lateral zurdo pequeño, de mucha garra; luego Adriano, de más capacidad técnica y recorrido, ahora en rutilante forma en el Barcelona. Desde 2008 le amarga la vida en el Ramón Sánchez Pizjuán Fernando Navarro, otro lateral de sangre caliente y buen conocedor del oficio. No conoce Joaquín tardes de gloria en Nervión, un feudo que se le resiste al extremo del Málaga, incapaz, la mayoría de las veces, de superar a los jugadores que el Sevilla siempre ha colocado para detenerlo.

El derbi regional andaluz (22.00, C+Liga y GolT) se presenta muy especial para el extremo malaguista, que afronta el partido desde una triple perspectiva: buscará su primer triunfo en Liga en un escenario donde cosechó seis derrotas y cinco empates en 11 partidos, intentará mantener la hegemonía actual del Málaga en el fútbol andaluz y, como colofón, deseará alimentar su alma bética con una victoria que deje muy tocado el proyecto de Míchel.

Joaquín es el máximo anotador del Málaga con seis tantos, cuatro en Liga y dos en Liga de Campeones

Atrás han quedado los tiempos en los que la familia de Joaquín era insultada cada vez que jugaba con el Betis en Nervión. El paso de los años ha curtido a un futbolista que ya no se deja llevar tanto por los sentimientos, pero al que todavía le molesta su eterna condición de perdedor en el estadio del Sevilla. Por primera vez en mucho tiempo Joaquín tiene cerca su pequeña venganza. Su momento de juego es dulce al vivir una segunda juventud a los 31 años y a su despliegue de velocidad y técnico une una más que aceptable capacidad goleadora. De hecho, es el máximo anotador del Málaga con seis tantos, cuatro en Liga y dos en Liga de Campeones. Saviola, también con seis, ha logrado cinco en Liga y uno de la máxima competición continental. Joaquín lleva 12 temporadas seguidas haciendo goles, una en Segunda y 11 en Primera División, todo un registro.

Como también lo es que el Málaga llegue a Sevilla en octavos de final de la Liga de Campeones y con seis puntos sobre el equipo de Míchel. Jamás llegó el equipo malaguista con tanta ventaja. “Antes jugar contra el Málaga era un partido más. Ahora nos quieren ganar porque somos el mejor equipo de Andalucía”, ha afirmado esta semana Duda, con pasado sevillista entre 2006 y 2008. Siempre se vivió el derbi regional con más pasión en Málaga, donde se ha venido hablando toda la semana del partido.

“Espero que el Málaga esté a la altura ante un rival directo”, comenta Manuel Pellegrini, que ha prometido a los suyos 10 días de vacaciones en Navidad si llegan a 30 puntos (con 25 ahora a falta de dos partidos para el parón). Mientras, el club espera abonar lo que adeuda a los jugadores a principios de la próxima semana. En el Sevilla, Míchel confía en un triunfo que redimensione su proyecto. “La victoria de mañana [por hoy] nos va a relanzar”, proclama optimista. La entidad, sin embargo, va a lo suyo. Asfixiada económicamente, ha puesto ya en el mercado a Negredo.

Más información