FORMULA 1 | GRAN PREMIO DE AUSTIN

Vettel se pone morado

El alemán, que puede salir de Austin como campeón, logra su sexta ‘pole’ del curso, mientras que Alonso arrancará el séptimo

Vettel, tras lograr la 'pole'
Vettel, tras lograr la 'pole'JIM WATSON / AFP

Cinco años después de la última vez, la fórmula 1 ha vuelto a desembarcar este fin de semana en Estados Unidos y lo ha hecho en unas condiciones inmejorables. Enmarcada en un magnífico decorado como el reluciente circuito de Austin y con la posibilidad de coronar al nuevo campeón del mundo, la penúltima carrera del calendario (20.00, Antena 3 y TV3) vaticina el enésimo cara a cara entre Sebastian Vettel y Fernando Alonso, los dos actores principales de este Mundial de película. El alemán parte con la ventaja que le otorga la incuestionable superioridad mecánica de su monoplaza, a la vez que el español no tiene más remedio que confiar en esa unidad que, según dice, es la principal baza de Ferrari. Tal y como están las cosas, la Scuderia deberá ser una piña para afrontar lo que venga, independientemente de que esto sea bueno o malo. El escenario, en cualquier caso, es mucho más favorable para Red Bull y su Niño Maravilla, que lidera la tabla con un margen de 10 puntos sobre el asturiano y que saldrá de Texas como campeón siempre que sume 15 puntos más que él, una casuística muy probable si le echamos un ojo a la parrilla de salida. Vettel arrancará desde la pole por sexta vez esta temporada mientras que Alonso lo hará el séptimo -por una artimaña de última hora-, y eso después de ganar una posición debido a la sanción impuesta a Grosjean por sustituir la caja de cambios de su Lotus.

Ferrari y su buque insignia llevan ya tiempo caminando sobre el alambre pero aquí se asoman más que nunca al abismo. Como líder incuestionable del constructor de il cavallino rampante, el rendimiento del ovetense ha superado al de su compañero la mayor parte de las veces y sin embargo, en el momento más delicado, Felipe Massa parece encontrarse más a gusto que él al volante del F2012. El brasileño saldrá el sexto después de superar a su vecino en cuatro décimas, una diferencia inédita hasta ahora y muy difícil de explicar hasta para los propios protagonistas —“No ha pasado nada especial, únicamente que Felipe fue más rápido que yo. Mañana [por hoy] espero serlo yo”, dijo Alonso—. De todos modos, resulta significativo que la mejor vuelta de ambos en la Q3 fuera más lenta que la de la Q2, básicamente porque le asfalto tiende a mejorar con el paso de los coches.

“A pesar de cómo han ido las cosas, tengo la extraña sensación de que le restaré puntos a Sebastian”, zanjó Alonso, cuyo mejor giro fue 1,7 segundos más lento que el de su rival

Vettel, por su parte, no hizo más que prolongar la inercia que le acompaña desde el viernes, en la primera sesión de ensayos libres, cuando se colocó en el lugar más alto de las pantallas de tiempos, de donde nadie le ha conseguido bajar. Para poder seguir las evoluciones de los monoplazas, la organización establece un código de colores que permite saber, sector a sector, qué piloto circula sin rebajar su tiempo (amarillo), quién sí lo consigue aunque no tanto como para ponerse al frente (verde), y quién es el más veloz de todos (violeta). Cada vez que se ha subido al RB8, Vettel se ha puesto morado, o al menos lo ha hecho su nombre en las televisiones.

“Lo que tenemos que hacer es centrarnos en nuestro trabajo. Todo ha ido perfectamente hasta ahora, pero en carrera pueden suceder muchas cosas. Siempre es mejor salir delante, pero con esto que hemos conseguido hoy no hemos sumado ningún punto”, convino el chico de Heppenheim.

“A pesar de cómo han ido las cosas, tengo la extraña sensación de que le restaré puntos a Sebastian”, zanjó Alonso, cuyo mejor giro fue 1,7 segundos más lento que el de su oponente, un lastre que le obligará a cruzar los dedos al llegar a la primera curva, a la que seguramente llegará embutido entre todo el tráfico.

A última hora, instantes antes de la carrera, sin embargo, saltó la noticia en Austin. Ferrari decidió romper el precinto del cambio del coche de Massa, por lo que cae cinco puestos por penalización en la parrilla de salida. Circunstancia que permite que Alonso gane una posición más; ahora saldrá el séptimo. Más allá de la plaza que gana, lo relevante es que saldrá por el lado más limpio de la pista (por donde pasan los coches y dejan goma, y eso será fundamental al llegar a la primera curva.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50