Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Espargaró: caída y ‘pole’

El subcampeón de Moto2 se lleva el mejor tiempo del sábado pese a perderse los últimos diez minutos por una caída. Márquez, segundo, saldrá el último por una penalización

Fue una sesión de clasificación accidentada. Pol Espargaró llegó al parque cerrado donde quedan las tres mejores motos del día con su mono cubierto de polvo y la piel llena de rozaduras. Se había caído a falta de poco más de diez minutos para el final de la sesión de clasificación y, con la moto inutilizable, ya no pudo volver a salir a la pista. Sin embargo, y pese a los intentos y la tozudez de Márquez, había sido tan buena esa octava vuelta que lo situaba a la cabeza de la tabla que el de Granollers conservó el mejor tiempo del día al finalizar la sesión.

Y lo hizo tras cinco minutos finales de expectación: su rival, el campeón de la categoría Márquez, también se cayó cinco minutos más tarde. Pero el de Cervera volvió a montarse en su moto, que no parecía tan maltrecha como la de Espargaró, y lejos de retomar el camino de los talleres para que sus mecánicos revisaran la máquina, volvió a la pista para intentar un imposible. No lo consiguió Márquez, que iba dejando un rastro de pequeñas piedras a su paso, esa gravilla que se le había colado en el carenado de la moto al caer, a pesar de que llegó a bordar algún parcial de ese reasfaltado circuito de Cheste.

No pudo Márquez culminar a la cabeza de la tabla, su objetivo. Un objetivo inútil, por otro lado, pues la sanción que le impuso la dirección de carrera el día anterior por un adelantamiento a Corsi que consideraron una maniobra irresponsable, le obligaba este domingo a salir desde la última posición de la parrilla fuera cual fuera el tiempo con el que terminara la sesión de clasificación. El campeón de Moto2, que se había propuesto terminar el año con una victoria, intentará pese a todo firmar otra de sus ya habituales remontadas.

Alzamora: “La sanción es una provocación”

Es por eso que Emilio Alzamora, director deportivo del equipo, considera que la sanción que se le impuso –para la que se tuvo en cuenta la reincidencia de Márquez– además de excesiva –“un piloto sabe que la acción del viernes no es sancionable, es un lance; el mismo Corsi lo entendió y bromeó con él al pedirle que le ofreciera su rueda y le perdonaría”, dice el ex corredor– es una provocación para el chico: “Deberían haberle impuesto una penalización de tiempo, 20 segundos, por ejemplo, y que se vea a ganar por un amplio margen, si quieren; pero hacerle salir el último es una imprudencia, más en esta pista, porque ellos saben que el piloto intentará subir al podio”, concluía Alzamora.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >