Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Roja no encuentra cadena

Ningún operador ha comprado los derechos del Bielorrusia-España

Los partidos de la selección absoluta de fútbol son de interés general

Los jugadores de la selección celebran un gol. Ampliar foto
Los jugadores de la selección celebran un gol.

La Roja afronta el próximo viernes (20.00) ante Bielorrusia un nuevo paso en su camino hacia el Mundial de Brasil de 2014, pero este partido no encuentra cadena que lo emita. La empresa titular de los derechos no ha conseguido que ningún operador pase por taquilla. Pide un millón y medio de euros. La retransmisión estaba ayer en el aire, supeditada a que una sensible rebaja en el precio animara a algún comprador.

Los partidos oficiales de la selección suelen formar parte del catálogo de acontecimientos deportivos de interés general. Esto significa que se deben emitir a través de una televisión en abierto y con cobertura estatal. Así ha pasado siempre. En los últimos años, los encuentros de casa los retransmitía TVE. Pero los altos precios de los derechos y la crisis financiera por la que atraviesa la corporación está poniendo contra las cuerdas el futuro de las retransmisiones de La Roja. Si TVE retransmitía las citas domésticas, los encuentros que se disputaban fuera venían siendo ofrecidos por Telecinco. Esta cadena privada emitió hace un mes el Georgia-España, pero de momento no tiene previsto ofrecer el choque con Bielorrusia. Sería la primera vez que una cita oficial de la selección no se emite por televisión. El periodista deportivo José Ángel de la Casa, vinculado a TVE hasta hace cinco años, recuerda que en 1983 el Malta-España hubo de difundirse en diferido por problemas técnicos originados en el país. Las señales no pudieron llegar a España y TVE grabó el partido, viajó con la cinta en avión y una vez en los estudios, De la Casa retransmitió, cuatro horas más tarde, el encuentro. Otros reporteros recuerdan que tampoco se emitió una gira amistosa de la selección por Sudamérica en 1981.

La empresa propietaria de los derechos pide 1,5 millones de euros

La empresa propietaria de los derechos del Bielorrusia-España, la alemana Sportfive, tasó en un principio en tres millones las imágenes, precio que se paga por cada partido de clasificación para el Mundial en el que juega la escuadra de Vicente Del Bosque, la actual campeona. Ante el escaso interés despertado en el sector, la empresa alemana rebajó el precio hasta los 1,5 millones.

La Real Federación Española de Fútbol (RFEF) ya se encontró con un problema similar en el partido contra Georgia, que finalmente fue retransmitido por Telecinco. Pero en esta ocasión podría ser irreversible. Mediaset ha afirmado a EL PAÍS que no tiene previsto emitir el choque que se disputará el viernes en Minsk.

Mediaset no renuncia al fútbol. Renovó en abril de los derechos de emisión de la UEFA Europa League para las temporadas 2012-2013, 2013-2014 y 2014-2015, un torneo que emite a través de Telecinco, Cuatro y Energy. Pero los partidos de la selección no siempre disparan las audiencias. Aunque en estos momentos las cadenas miran más a la cartera que a los audímetros. “Si continúan las cosas así, el partido no se emitirá”, apunta la versión oficial de la empresa Santa Mónica, “a no ser que a última hora ofrezcan el partido a un precio tirado”.

A su vez, TVE retransmitirá el partido que La Roja disputará el próximo martes ante Francia en el estadio Vicente Calderón. La cadena tiene en vigor un contrato con Santa Mónica, empresa que comercializa los derechos de la selección absoluta que organiza la RFEF, pero solo abarca los encuentros que se disputan en casa. TVE, patrocinadora del equipo, también emite los amistosos.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.