LIGA DE CAMPEONES

El niño mimado del Bayern

Heynckes quita presión a Javi Martínez, al que dará tiempo para que se convierta en el líder

Jupp Heynckes da instrucciones a Javi Martínez.
Jupp Heynckes da instrucciones a Javi Martínez. michael dalder / REUTERS

En Säbener, la ciudad deportiva del Bayern, al sur de Múnich, Javi Martínez (Ayegui, Navarra; 1988) levanta expectación. El centrocampista está encantado de firmar decenas de autógrafos a los niños. En sus primeros días en el histórico club alemán, tetracampeón de Europa, se siente el rey de la casa. Es agasajado cada vez que empieza a prepararse por la banda, en el estadio Allianz Arena, y entra en el último cuarto de hora. Ante el Stuttgart (6-1), coincidiendo con su 24º aniversario, la grada entera le cantó el Cumpleaños feliz tanto en inglés como en español y frente al Mainz, el sábado pasado, fabricó el tercer gol (3-1) tras una pared con Schweinsteiger y un centro medido que empalmó Kroos de volea con un zurdazo al segundo palo.

“Estoy casi como en casa porque la gente es muy amable”, dice Martínez, instalado todavía en un hotel mientras decide si quiere vivir en un piso del centro o de las afueras de Múnich. El entrenador, Jupp Heynckes, le lleva entre mimos, midiendo cada minuto, para que vaya aterrizando poco a poco y sienta lo menos posible la presión de los 40 millones de euros pagados por el Bayern al Athletic. El diario sensacionalista Bild ya le ha bautizado como El hombre de los 40 millones. Pero los titulares en el centro del campo son, por el momento, el capitán, Schweinsteiger, y el brasileño Luiz Gustavo.

“Javi tiene que ser un líder, pero démonos tiempo para conocernos y encontrar su sitio”, proclama Heynckes, que todavía recuerda el español aprendido en sus siete años en la Liga como entrenador del Athletic, en dos fases, así como del Tenerife y el Madrid.

Es muy caro y no le conocía, pero debe de ser muy bueno”, dice Beckenbauer

Martínez fue su elegido para dar un salto de calidad en la línea medular del Bayern y no paró hasta convencer a los dirigentes del club bávaro de que abonaran la cláusula de rescisión de su contrato. “Es muy caro y no le conocía, pero, si Heynckes y Sammer lo querían, debe de ser muy bueno”, confesó el tótem del conjunto, Franz Beckenbauer, ahora presidente de honor, cuando le preguntaron por el jugador internacional.

Matthias Sammer, nuevo director deportivo, procedente de la federación alemana, sí conocía a Martínez de las categorías inferiores de España. Y coincidió con Heynckes en que puede convertirse en un gran líder junto a Lahm, Schweinsteiger y Neuer. El presidente, otro exjugador mítico, Uli Höness, añadió: “Javi es tan bueno como Xabi Alonso o Busquets”.

“Va a triunfar en el Bayern porque tiene el físico para jugar en Alemania”, opina Guardado, el interior zurdo del Valencia, que visita mañana el Allianz Arena en el estreno del mexicano en la Champions. También Martínez debutará precisamente en la máxima competición europea.

El que fuera mediocentro del Athletic no tiene ningún problema de comunicación. Su inglés es más que aceptable y estudia a diario alemán, aunque a veces no le haga falta entre tantos latinos con los que comparte el vestuario: los brasileños Dante, Luiz Gustavo y Rafinha, el peruano Pizarro, el hispano-alemán Mario Gómez (ahora lesionado, su puesto como ariete lo está cubriendo con éxito el croata Mandzukic, que suma tres goles)... Martínez está sorprendido de cuánta gente puede dirigirse a él en español. El propio Schweinsteiger aprovecha para hacer sus pinitos.

“Ich bin schön [estoy guapo]”, dijo ayer Martínez, entre las risas de sus compañeros, mientras posaba con el típico traje bávaro: pantalón corto de cuero y camisa a cuadros roja y blanca. La Oktoberfest, la fiesta más popular de Múnich, ya ha empezado. Y levanta la jarra de cerveza junto a Mario Gómez y Neuer. Mientras encuentra su lugar, es el niño mimado del Bayern.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50