Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La UEFA corta el grifo

El máximo organismo del fútbol europeo congela los ingresos por premios a 23 clubes, entre ellos al Atlético y al Málaga, hasta que verifiquen estar al corriente de sus pagos

Los jugadores del Atlético celebran la Supercopa conseguida ante el Chelsea
Los jugadores del Atlético celebran la Supercopa conseguida ante el Chelsea REUTERS

“Estoy muy preocupado por la situación actual. La normativa del Juego Limpio Financiero es conocida desde hace dos años y hay algunos clubes que todavía deben hacer los deberes”, proclamó Jean-Luc Dehaene, presidente del Comité de Control Financiero de Clubes de la UEFA (CFCB), poco después de que este organismo decidiera congelar ayer el pago de los ingresos por premios en metálico de 23 equipos participantes en competición europea, entre ellos el Atlético de Madrid, campeón de la Liga Europa y de la Supercopa de Europa, y del Málaga, que se estrenará en la Liga de Campeones.

Dehaene, que hizo estas declaraciones ante la asamblea de la Asociación Europea de Clubes (ECA), a la que se ha sumado el Málaga esta temporada, se erigió en su papel de hombre fuerte de la UEFA. El organismo que preside, el Comité de Control Financiero de Clubes, fue creado en el pasado mes de junio para velar por la aplicación del Juego Limpio Financiero de la UEFA, un conjunto de medidas que incitan a los equipos participantes en competición europea a tener saneadas sus cuentas, algo obligatorio en 2014, y que se viene aplicando desde el verano pasado. Entre las normas en vigor, el Comité de Control Financiero obliga a los equipos con Licencia UEFA a presentar de forma trimestral determinada información financiera que cumpla con las normas del Juego Limpio Financiero.

En el informe de Atlético de Madrid y Málaga, la UEFA ha detectado algunas irregularidades. En el caso del Atlético, el organismo europeo desea comprobar la viabilidad del acuerdo con Hacienda, con la que debe saldar una deuda reconocida por la entidad en torno a 155 millones de euros. Según desvela As, la UEFA quiere comprobar que el Atlético paga a Hacienda 16,5 millones antes de octubre. La UEFA, además, ha pedido la documentación de los traspasos de Domínguez al Borussia de Mönchengladbach y Salvio al Benfica.

Los dos equipos deberán demostrar que cumplen con Hacienda

En el caso del Málaga, la UEFA considera grave que no haya llegado a un acuerdo con Hacienda para el pago de los 10 millones que le adeuda. El Comité de Control Financiero detectó impagos por parte del Málaga en concepto de traspasos y sueldos a sus empleados. Desde el club andaluz, “en pleno proceso de transformación”, se ha hecho saber a la UEFA que el Málaga ya se ha puesto al día en el pago de traspasos y tiene pactado el pago de las deudas a sus jugadores. Los dirigentes del Málaga le comunicarán también a la UEFA que el pacto con Hacienda está ultimado.

Isco, del Málaga, persigue el balón ante Katsouranis (Panathinaikos) ampliar foto
Isco, del Málaga, persigue el balón ante Katsouranis (Panathinaikos) EFE

El Atlético, en un comunicado, explica que entiende que cumple con todos los requisitos exigidos por el Reglamento de Licencia UEFA y que la medida adoptada tiene carácter cautelar, en espera de una resolución definitiva. El Málaga, por su parte, reconoce que cuando llegue a un acuerdo con Hacienda se levantará este embargo, pues también cumple con el resto de condiciones exigidas por la UEFA.

Los otros 21 clubes embargados son: Banja Luka, Sarajevo, Zeljeznicar, CSKA Sofía, Hajduk Split, Osijek, Maccabi Netanya, Shkendija 79, Floriana, Buducnost Pogdorica, Rudar Pjevlja, Ruch Chorzow, Sporting de Lisboa, Dinamo de Bucarest, Rapid de Bucarest, Vaslui, Rubin Kazan, Partizan, Vojovodina, Eskisehirspor y Fenerbahçe.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.