“No nos preparamos para defender”

Vilanova, “orgulloso” de la segunda parte de su equipo, que no sabe echarse atrás

Vilanova, en el partido.
Vilanova, en el partido.Javier Lizón (EFE)

Para su desgracia, el entrenador del Barcelona, Tito Vilanova, que se estrenaba en el Bernabéu, visualizó a la perfección el partido. “Si no somos capaces de tener la pelota, vamos a sufrir mucho”, había dicho un día antes de viajar hacia Madrid. Y así fue. No hubo control ninguno del balón durante la primera media hora de juego y su equipo las pasó canutas. Entre otras cosas, también, porque las pérdidas (80 balones perdió el Barça, 76 el Madrid), tan poco habituales en el equipo azulgrana, fueron flagrantes y definitorias.

“No diría que hemos salido con un mal tono al campo, sino que el Madrid, defendiendo en su campo y gracias a dos pérdidas nuestras nos ha pillado con dos balones a la espalda y en dos ocasiones nos ha hecho dos goles. Pero me quedo con lo positivo, con la segunda parte, en la que prácticamente no nos han hecho ocasiones y en la que Piqué ha terminado jugando prácticamente de delantero centro”, reflexionó el entrenador, que pasó de puntillas por aquello que su equipo hizo mal para poner el énfasis en todo lo que hizo bien.

“Si alguna vez en todos estos años me he sentido orgulloso de estos jugadores, esta noche ha sido la que más. No por la primera parte, evidentemente, sino por seguir mandando durante la segunda cuando jugábamos con 10. El partido que hemos hecho es para sentirse orgullosos”. El técnico alabó la intención de los suyos en los primeros minutos, cuando no quisieron guardarse nada pese a mandar en el marcador de la ida y la falta de concentración en defensa les pasó factura. “Si hemos jugado al ataque en la segunda parte, con 10 y a estas alturas de la temporada, contra el Madrid, que sabes que te puede marcar en cualquier momento a poco que te despistes, cómo no íbamos a hacerlo en la primera”, respondió, preguntado por si fue demasiado atrevido al inicio.

Tenía que retener a Xavi y Messi, que subían a las presiones

El problema del Barcelona, en su primera derrota en sus últimas ocho visitas al Bernabéu, no fue su vocación ofensiva, sino su mala defensa. En el descanso, ya con 10, Vilanova exigió a los suyos más atención. Y mucha contención. Orden poco habitual en el vestuario azulgrana. “Tenía que retener a Xavi y a Messi, que subían a las presiones. Sabía que debíamos dejar jugar al Madrid. Pero nosotros no somos un equipo preparado para defendernos. Otros se echan para atrás y defienden. Y a esos nosotros no jugamos nunca. Les dije que no podía salir a seguir apretando arriba, que llegarían ocasiones, aunque no somos ese tipo de equipo, pero no nos quedaba otra”.

“El Madrid ha salido muy fuerte en la primera parte y la expulsión ha sido definitiva para nosotros”, resumía Pedro. “Cuando peor pintaban las cosas hemos sacado nuestra esencia y hemos hecho nuestro fútbol. Podemos irnos con la cabeza alta”, dijo Piqué. “Hemos dado la cara en todo momento”, insistía Xavi. “Ahora hay que cambiar el chip. Hemos perdido un título, pero quedan los más importantes”, sentenció.

El Barça no caía desde 2008

Primera victoria de Mourinho contra el Barcelona en el Bernabéu. Hasta ahora, el técnico portugués había cosechado dos empates y tres derrotas frente a los azulgrana en el estadio madridista.

Con esta victoria ha ganado la Supercopa de cuatro países: Portugal, Inglaterra, Italia y España.

Primera derrota azulgrana desde 2008 en el campo blanco. Los jugadores entrenados entonces por el holandés Rijkaard cedieron por 4-1. Desde entonces, el equipo acumuló cinco victorias y dos empates.

Higuaín ha marcado en tres de los cuatro partidos que lleva disputados el Madrid en la presente temporada: ante el Valencia y el Getafe, En las dos primeras jornadas de la Liga, y ayer, en la vuelta de la Supercopa. Solo se quedó sin levantar los brazos en el duelo de ida contra el Barça.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS