Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Liga se ajusta el cinturón

Inglaterra, Italia y Alemania disparan su gasto en fichajes mientras los clubes españoles recortan hasta invertir solo 63,8 millones

Gago, en el día de su presentación con el Valencia. Ampliar foto
Gago, en el día de su presentación con el Valencia. EFE

La Liga española, una de las más mediáticas, se ha ajustado el cinturón. Tanto que incluso con el espaldarazo que supondrían los fichajes de Modric por el Madrid y Song por el Barcelona, teóricamente próximos a plasmarse, y a pesar de que el mercado finalizará el próximo 31 de agosto, resulta prácticamente imposible que la Liga se acerque a lo invertido en fichajes por las grandes competiciones europeas, en especial por la Premier inglesa, la Serie A italiana, la Bundesliga alemana e incluso la Ligue 1 francesa.

El Madrid y el Barcelona, los grandes catalizadores del mercado español en las últimas temporadas, han sido los primeros es restringir la inversión. Hoy por hoy, los 14 millones de euros que el Barça pagó al Valencia por Jordi Alba constituyen la operación más importante del mercado, en el que ocho clubes (Deportivo, Espanyol, Madrid, Málaga, Mallorca, Osasuna, Rayo Vallecano y Valladolid) no se han gastado ni un euro.

La desaceleración de la Liga respecto a los últimos tres veranos es brutal. En 2009 la inversión en fichajes fue de 470 millones, galvanizada por jugadores como Kaká, Cristiano Ronaldo, Benzema, Ibrahimovic, Xabi Alonso, Chigrinski o Negredo; en 2010, de 262, con Villa y Özil como grandes nombres, mientras que en 2011 se llegó a los 350 millones en fichajes con la llegada a la Liga de jugadores como Cesc, Alexis, Falcao o Coentrão. Ahora, a falta de que el Madrid y el Barça mueven ficha, los equipos españoles solo se han gastado 63,8 millones de euros según los datos recopilados por este diario.

Las cifras no engañan. El Málaga ha pasado de gastarse 58 millones a no desembolsar ni un euro. El conjunto andaluz, él solito, invirtió el verano pasado prácticamente todo lo que llevan invertidos los clubes en la actual pretemporada. El Atlético ha pasado de 70 a un millón y el Valencia de 32 a 23,1. Solo tres equipos, hasta el momento, han invertido por encima de los nueve millones (Valencia, Barcelona y Sevilla). El Madrid, que se gastó 55 millones, todavía no se ha movido si se exceptúan los 1,5 invertidos en la adquisición de Borja García, centrocampista del Córdoba, para el Castilla. El dato, no obstante, es muy llamativo, ya que un equipo de Segunda, el filial blanco, habría invertido en fichajes más que 12 equipos de Primera.

Ocho equipos de Primera no se han gastado todavía un euro

Los clubes españoles, con una deuda en torno a los 800 millones con Hacienda y la Seguridad Social, que deben saldar antes de 2020, asisten impotentes, además, a una importante fuga de talentos hacia otras Ligas más poderosas en lo económico. El Málaga, acuciado por sus graves problemas económicos, vendió a Cazorla al Arsenal mientras que otro valor del fútbol español, el también centrocampista Borja Valero, encontró acomodo en el Fiorentina. Domínguez, central del Atlético, aterrizó en el Borussia Mönchengladbach. Javi Martínez, con un pie y medio en el Bayern Múnich, puede ser el siguiente en irse. Fernando Llorente también podría acompañar a su compañero de equipo y de la selección nacional. Además de los españoles, futbolistas como Rondón o Koné, animadores en la pasada Liga, han dicho adiós.

Borja Valero, Cazorla y Domínguez escenifican la fuga de talentos

Mientras la desbandada de jugadores se acentúa, la Liga española, dividida debido a un reparto de los derechos audiovisuales sin parangón en el resto de Europa, con horarios cuestionados por los propios equipos participantes, ve cómo sus competidores disparan la inversión. Ya sea por el benefactor que todo lo paga, caso del Manchester City, el París Saint-Germain o el Chelsea, o por una administración ejemplar, como en los equipos de la Bundesliga, los gastos en fichajes se han disparado en la competencia. La crisis no parece afectar a la Premier, a la que varias páginas especializadas en el mercado asignan una inversión en fichajes en torno a los 253 millones. El último aldabonazo, la contratación por parte del United de Van Persie a cambio de unos 30 millones. El Arsenal no se ha quedado atrás con la llegada de Podolski, Giroud y Cazorla.

La Serie A italiana vive un renacimiento tras épocas más oscuras con unos 281 millones de euros invertidos mientras que la Ligue 1 francesa, con el todopoderoso PSG a la cabeza, se ha gastado en torno a los 198. Los casi 64 invertidos en España están incluso por debajo de la Liga rusa, que ha gastado en torno a los 71.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información