Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Arreglaremos la equivocación sobre el windsurf”

El presidente de la Federación Española de Vela, que dejará el cargo después de 12 años de polémico mandato, hace balance de los Juegos

Gerardo Pombo, presidente de la federación de vela. Ampliar foto
Gerardo Pombo, presidente de la federación de vela.

Gerardo Pombo (Santander, 1949) dejará la presidencia de la Federación Española de Vela después de 12 años de polémico mandato. En diciembre tendrá sustituto tras un proceso electoral rodeado de sospechas sobre su gestión económica, la falta de transparencia... La última decisión controvertida fue votar en el congreso de la internacional (ISAF) contra la continuidad del windsurf como clase olímpica, una especialidad en la que Marina Alabau logró el oro en Londres 2012. De joven, pasaba por ser el rebelde de su acomodada familia.

Pregunta. ¿Se acerca a la realidad esa fama de rebelde?

Respuesta. Yo soy rebelde. Ser rebelde es bueno, ¿no? Mi formación y mi manera de pensar me han hecho inquieto ante la vida.

P. Su interés por la vela le viene de familia, claro...

R. Me ha gustado la vela como filosofía siempre y el interés me viene de familia. Mi abuelo fue de los primeros regatistas, cuando los Reyes veraneaban en Santander y mi padre se murió en un Campeonato de Europa de Star en Mónaco. He regateado mucho, pero no he sido muy bueno, que es como decir que era muy malo. De mi generación, Abascal o Gorostegi eran muy buenos. Yo era más por divertirme, por conocer el mar. Ahora que dejaré de ser presidente más lo disfrutaré.

P. ¿Qué le deja a la vela de su paso por la federación?

R. El balance debe hacerse al final y son terceros los que lo tienen que hacer. A mí me da vergüenza hablar de lo que he hecho. Llevo muchísimos años. Ya era director técnico en 1992. He estado ahí de toda la vida. Estoy contento de cómo hemos trabajado para mantener el nivel en los próximos años. He tenido sobre todo un equipo técnico buenísimo con Abascal y López-Vázquez. He estado con dos Administraciones diferentes. Hemos ganado dos de las seis pruebas olímpicas. Estamos siempre entre los tres primeros países. Somos una potencia reconocida mundialmente, pero por lo que hace, no solo por las medallas, aunque también. Reconocida porque llegamos a la semifinal de la Copa del America, por la Barcelona World Race, porque tenemos gente muy buena que trabaja mucho y bien.

P. ¿Lo que viene promete tanto como lo de ahora en los Juegos?

R. Se lo dirá más concreto Abascal, pero tenemos una cantera como no la hemos tenido nunca. Antes teníamos individualidades. Se ha invertido mucho. Ha habido recortes en época de crisis, pero hemos aumentado la inversión en la vela juvenil. Es en ella donde se debe invertir y después ver los frutos.

P. ¿Qué espina se lleva al dejar la presidencia?

R. Deje que me las quite yo solo. Siempre las hay, pero soy positivo y optimista. En una gestión de 12 años, al final, en la balanza, lo bueno compensa con creces lo malo. Estoy orgulloso de muchas cosas, como de haber puesto límites al mandato porque creo que de los sitios hay que irse. Cuando te vas, no dejas a nadie. Que yo sepa, hay cuatro candidatos.

El deporte tiene que ser visible y dar espectáculo. A por eso hemos de ir”

P. ¿Cuatro?

R. Sí, de la federación gallega, de la andaluza, de la madrileña y el último, de la catalana.

P. ¿A quién va a votar? ¿Qué perfil de presidente necesita la vela española?

R. Yo no voto. No estoy en la asamblea. España necesita un presidente que no cree divisiones, que tenga claro que es un deporte y español, o sea los dos conceptos, y que sea un gestor honrado.

P. ¿Lo ha sido usted?

R. Si no lo hubiera sido, se habría denunciado a la policía, ¿no? Se han dicho cosas por parte de unos enemigos míos, que no yo de ellos, que perdieron las elecciones y que tienen un grupo de prensa que está con ellos y que, casualmente, son los que fui echando de la federación. Todos los juicios que me han puesto los han perdido.

P. Sale limpio.

R. No tengo nada pendiente. Es más, intenté poner un juicio porque me insultaban demasiado y el juez me dijo que había libertad de prensa y a aguantar. A mí no me afecta mucho que digan cosas, salvo cuando son injustas y por odio. Me da rabia.

Antes teníamos individualidades. Ahora tenemos una cantera”

P. ¿Cómo se explica lo del RS:X?

R. Fue una votación en la que yo no estaba, pero el responsable soy yo. No fue España solo la que perdió, sino una mayoría.

P. Su voto fue equivocado.

R. Fue equivocado, sí. Es cierto, nos equivocamos. En noviembre trataremos de arreglarlo. De hecho, ya estamos en ello. Mi idea es que lo mejor es un acuerdo en el que nadie salga ni vencedor ni perdedor. No es complicado. Para eso está la imaginación. Hemos hecho una solicitud para que el windsurf siga siendo olímpico. Lo ideal es que existan las dos modalidades.

P. ¿Pero el kitesurf es vela?

R. Eso decían hace 20 años del windsurf. Siempre que viene algo nuevo, los que estamos en lo clásico decidimos que no. Hay que evolucionar. El deporte tiene que ser visible y dar espectáculo. A por eso hemos de ir.

P. ¿Por qué votó en contra de Iker Martínez en la elección del abanderado español en Londres?

R. Yo no voté en contra. Cuando se eligió a Rafael Nadal, pedí que se ajustaran al reglamento. Después llegamos al acuerdo de que era mejor tener a alguien muy importante

P. ¿A nivel olímpico? Los más importantes eran Iker y Xabi Fernández.

R. Sí, pero la prensa... Si ponemos a alguien deportivamente muy bueno, pero con menos imagen, en estos momentos en que España necesita imagen...

P. ¿Imagen a costa de la vela y de los méritos olímpicos?

R. No... Es que necesitamos iconos potentes. Era un acuerdo por unanimidad y cedió la vela porque no nos importa ceder.

P. ¿Su balance de los Juegos?

R. Pensamos que ganaríamos dos medallas y han sido dos oros. Extraordinario.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información