Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Y abanderado en la clausura

El piragüista Craviotto valora esta plata por encima del oro de Pekín porque en esta disciplina ha demostrado su nivel individual

Ed McKeever y Saul Craviotto Rivero tras la final de la prueba de 200m K1 Ampliar foto
Ed McKeever y Saul Craviotto Rivero tras la final de la prueba de 200m K1 EFE

Saúl Craviotto siente que ha tocado techo como deportista. “Esta medalla es la culminación de mi carrera”, afirmó tras la carrera de 200 metros en K1.”Es una competición individual y demuestra mi valía", explicó, aunque reconoció que “recién llegado una plata siempre te sabe a poco”. El piragüista tendrá además hoy un premio extra, puesto que será el abanderado español en la ceremonia de clausura.

El leridano reconoció que al principio de la final no estaba fino, pero fue aumentando el ritmo y se metió en carrera hasta el punto que solo el británico Ed McKeever pudo superarle.

Quizá la razón de su mala salida sea la que él mismo explicó con la plata colgada ya en el cuello: "En la salida se te pasa todo por la cabeza, tienes una tensión psicológica increíble, te juegas el trabajo de cuatro años, diría que de toda tu vida, porque yo tengo 27 años y llego con la mejor edad en cuanto a madurez y fortaleza física y sabía que esta carrera era la más importante de mi vida”.

"Durante la carrera tienes que ir mirando hacia adelante, no puedes mirar a los lados, porque pierdes el equilibrio, así que he ido a hacer mi carrera. Por el rabillo del ojo he visto que más o menos iba metido en carrera, pero no controlaba las calles, de la cinco para la ocho, no las controlaba,no controlaba si había medalla, si iba quinto... no tenía ni idea", aseguró.

En la salida se te pasa todo por la cabeza, te juegas el trabajo de cuatro años

Esta es la segunda medalla del piragüista catalán, después del oro que obtuvo en Pekín 2008 en la categoría de 500 metros de K2 junto a Carlos Pérez. Craviotto ha dicho que ambas medallas son muy distintas, a pesar de que en su cabeza hay circunstancias parecidas: "Me clasifiqué para los Juegos dos meses antes y se ha repetido exactamente la misma historia, así que ha sido un poco angustioso, pero eso me ha hecho entrenar más, sacar ese plus que se ha visto hoy", comentó.

Carlos Pérez fue precisamente una de las primeras personas en hablar con él tras la carrera. Craviotto ha contado que su antiguo compañero estaba "emocionado y muy contento" y que incluso llegó a llorar por el éxito de su amigo. "Lo he echado de menos tanto hoy como los días anteriores", declaró el subcampeón olímpico.

Craviotto se ha acordado también de sus padres en esta victoria y del Cuerpo Nacional de Policía, a quien agradeció las facilidades que le han dado. “Para los Juegos me han liberado un tiempo, porque si no, sería imposible preparar unos Juegos.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información