Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Diez meses de inhabilitación para Conte por amaño de partidos

El entrenador del Juventus no informó de apuestas ilegales, pese a conocerlas, cuando era técnico del Siena

Diez meses de inhabilitación para Conte por amaño de partidos Ampliar foto

La Juve está en Pekín, donde mañana jugará la Supercopa contra el Nápoles. Lo hará con Pirlo, Buffon y compañía, pero con un asiento vacío en el banquillo. El de Antonio Conte, el técnico de la casa, el artífice del gran campeonato bianconero, de la resurrección de un equipo que no ganaba el ‘scudetto’ desde 2003. La comisión disciplinaria de la federación italiana le ha sancionado 10 meses. Por fraude deportivo. Por el escándalo, otro más, de las apuestas ilegales y amaños en el calcio.

El origen se remonta a junio de 2011. La fiscalía de Cremona (norte de Italia) ordenó la detención de 16 personas por el amaño de 18 partidos de Segunda y Tercera. La investigación se centró entonces en el Atalanta, que acababa de lograr el ascenso a la Serie A, y que fue penalizada con la pérdida de seis puntos, y el Siena. A aquellas detenciones se fueron uniendo otras hasta llegar a 40. 19 más hubo a finales de mayo, justo antes de que la selección italiana viajara a la Eurocopa. Muchos jugadores implicados y detenidos empezaron a colaborar con la justicia. Entre las declaraciones a los fiscales hubo una que implicó a Antonio Conte, cuando todavía era técnico del Siena (2010-11).

Antes del partido contra el Novara, Conte nos dijo que estuviéramos tranquilos, que habíamos alcanzado un acuerdo para empatar”

Carobbio, exjugador de Conte en el Siena

Es la de uno de sus exjugadores, Filippo Carobbio. Le acusó de estar al tanto de los amaños que se estaban gestionando en varios clubes. “Antes del partido contra el Novara, Conte entró en el vestuario y nos dijo que estuviéramos tranquilos, que habíamos alcanzado un acuerdo para empatar”, declaró Carobbio a la Fiscalía. Poco después, el 27 de mayo, el domicilio de Conte fue registrado. Los agentes se llevaron el ordenador y el móvil. El técnico siempre se declaró inocente y víctima de extrañas acusaciones.

Pero no consiguió convencer al juez Palazzi, el encargado de investigar el caso del calcioscommesse. Es más, cuando Conte, animado por los abogados del club, se sentó a ‘negociar’ hace una semana una reducción del castigo (tres meses de sanción y una multa de 200.000 euros), Palazzi lo rechazó. Y pidió 15 meses. Finalmente, se han quedado en 10. Para el presidente del Juventus, Andrea Agnelli, Conte es víctima de un sistema dictatorial y arbitrario. “Incluso habiendo elegido el camino del sentencia de conformidad para poder limitar los daños de una justicia deportiva antigua y contradictoria, chocas contra un sistema dictatorial que priva al club y sus afiliados de cualquier derecho de defensa y honorabilidad”, declaró el máximo mandatario juventino la semana pasada.

Nunca se nos ha pasado por la cabeza sustituirle. Ni a él dimitir"

Beppe Marotta, director general  bianconero.

Hoy, el club se ha limitado a un comunicado en su página web en el que muestra su satisfacción por la absolución de Pepe y Bonucci [también investigados en el escándalo de amaños y apuestas ilegales] y en el que reitera su “apoyo” a Conte la espera de que “las apelaciones puedan por fin permitirle demostrar su inocencia”.

El 20 de agosto es la fecha para las apelaciones. Quedará menos de una semana para que empiece la Liga. Es difícil creer que, de confirmarse el castigo a Conte, la Juve decida seguir con él. Más teniendo en cuenta el pasado más reciente del club turinés. El Moggigate, el escándalo de compra de árbitros, acabó con el equipo descendido a Segunda. Resurgió poco a poco hasta conseguir el scudetto y volver a Europa. En la Champions, de hecho, volverá a jugar este año. Sin el técnico que ha sido el artífice de esa resurrección pero que ha sido castigado por no jugar limpio.

"Conte nos ha garantizado que no ha hecho nada. Y nuestros abogados lo confirman. Así que estamos serenos. En cualquier caso, nunca se nos ha pasado por la cabeza sustituirle. Ni a él dimitir", ha dicho Beppe Marotta, director general del club, en Pekín en la rueda de prensa previa a la Supercopa de mañana.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.