Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Chiquita’ s team navega a por la medalla

Echegoyen, Toro y Pumariega se meten en la semifinal y se medirán a Rusia el viernes

Echegoyen (en último plano), Toro y Pumariega, ante Francia Ampliar foto
Echegoyen (en último plano), Toro y Pumariega, ante Francia EFE

España luchará por las medallas en la clase Match Race  después de que Tamara Echegoyen, Sofía Toro y Ángela Pumariega hayan ganado el tercer punto en los cuartos de final contra Francia. España no dio opción a la embarcación gala, patroneada por Claire Leroy, reconocida como una de las mejores al timón de un barco de estas características. Hace tres meses se ganaron el derecho a participar en los juegos y el viernes disputaran la semifinal contra Rusia, al mejor de cinco regatas. La clase Match Race es otra de las disciplinas que desaparecerá de los juegos al término de Londres 2012. Era su primera presencia y será la última. Las presiones del COI para hacer de la vela un espectáculo televisivo inciden en las decisiones de la ISAF, la federación internacional de vela.

Las regatas de la clase Match Race se disputan a bordo de los Elliot, un barco de seis metros creado especialmente para los Juegos, y a tenor del rendimiento que ha dado en la Bahía de Weymouth, parece que ha cubierto las expectativas, pero su suerte estaba echada antes de empezar. El sistema de competición idéntico al de la Copa América (primero se disputa una Round Robin, una liga de todos contra todos, y después por eliminación directa), ha dejado regatas preciosas.

Además de exigente físicamente para las tripulantes, Sofía Toro y Ángela Pumariega, para Tamara Echegoyen, en tanto que patrona, resulta de una exigencia mental enorme, porque el desarrollo de la prueba depende del manual de estrategia casi tanto como del reglamento de regata. Las decisiones en regata no solo dependen de que el barco navegue mas rápido. Grande, con quilla, moderno, dicen en la tripulación española que regatear en el Elliot es de lo más divertido. Antonio Otero, arquitecto, es el entrenador del equipo, que lidera Echegoren. Tamara, que buscó plaza para Pekín como tripulante del 470 con Marina Gallego y no lo consiguió, decidió liderar un proyecto desde la nada. Primero, reclutó a Sofía Toro, a la que conocía por ser la hermana pequeña de un buen amigo, y, después, se ofreció Ángela Pumariega. Juntas navegan al oro con el Chiquita’s team. “Un amigo portugués, que está aquí navegando en el 470 me llamaba chiquita y ahora, nos llaman a las tres”, dijo la gallega, feliz y contenta por haber hecho realidad su sueño: ser olímpica. Lo de la lucha por las medallas no quiere ni pensarlo,. De momento, espera Rusia, porque hoy las grandes favoritas, Estados Unidos y Gran Bretaña,  se quedaron en el camino. Australia y Finlandia, que va como un tiro, disputarán la otra semifinal.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.