Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Navarro no se sacude la fascitis plantar

El capitán de la selección española arrastra desde hace meses una lesión en el pie izquierdo y es baja ante Australia

Navarro lucha por el balón con Chen Jianghua. Ampliar foto
Navarro lucha por el balón con Chen Jianghua. EFE

Navarro no podrá disputar el segundo partido de España en los Juegos Olímpicos, ante Australia este martes (12.15, TVE-1). El capitán del equipo español no acaba de superar la lesión que le lleva a maltraer y que en los últimos meses no le ha permitido jugar con continuidad y en plenitud de condiciones físicas. Se trata de una fascitis plantar en el pie izquierdo. Después de varias semanas de tratamiento, Navarro regresó de forma paulatina a la actividad y en el primer partido de la competición, ante China, estuvo en la cancha algo más de 18 minutos durante los que consiguió 14 puntos, tres rebotes y dos asistencias.

No se trata de buscar un culpable y sí una solución

En una caída durante el partido ante China, Navarro sintió dolor de nuevo en el pie. Tras una radiografía que descartó una lesión ósea, fue sometido a una resonancia magnética. “Navarro sufre una pequeña reagudización de su lesión previa en la fascia del pie izquierdo”, manifestó Víctor Láinez. El médico de la selección explicó que no se pone plazos para la recuperación del jugador, que deberá guardar reposo. El seleccionador Sergio Scariolo descartó la participación de Navarro en el encuentro ante Australia. El equipo aussie con jugadores muy conocidos en España como Ingles (Barcelona) y Newley (Valencia), o Adersen y Nielsen, que también jugaron en el Barcelona y el Valencia, además del base de San Antonio Spurs, Patrick Mills, y el pívot del Panathiniakos, Maric. España ha ganado al equipo australiano en los dos partidos amistosos de preparación que han disputado, los dos por seis puntos de diferencia. En la primera jornada en Londres, Australia perdió por 75-71 ante Brasil. “Es un equipo fuerte, con talento, que volverá a presentarnos el problema de que juega con pívots grandes lejos de la canasta que sacarán a los nuestros de la zona”, explicó Scariolo.

El equipo español se entrenó en un pabellón fuera de las instalaciones olímpicas, pero bajo las directrices impuestas por la organización, con plazas restringidas. En consecuencia, no pudieron acudir al entrenamiento uno de nuestros entrenadores ni dos preparadores físicos. “No me gustaría enfatizar tanto el problema como la solución. No se trata de buscar un culpable y sí una solución”, indicó el seleccionador. Scariolo espera que, cuanto menos, la organización permita que el preparador físico pueda estar en el banquillo durante los próximos partidos. En el primer encuentro ante China, Coque no pudo realizar su trabajo habitual con los jugadores debido a las restricciones de acreditaciones.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.