Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

España, notable sin chispa

Pau Gasol e Ibaka sofocan la réplica de Yi Jianlian y el incómodo equipo de China (97-81)

Ibaka durante el partido. Ampliar foto
Ibaka durante el partido. AP

Sergio Rodríguez emergió en el último cuarto, se marcó un señor un triple y a renglón seguido una lucida asistencia a Ibaka. Las dos acciones del base canario le procuraron un último tirón en el marcador a España, el imprescindible para evitar cualquier contingencia de última hora ante el incómodo partido que le planteó la selección china. La escuadra de Scariolo superó el estreno, el primer escollo olímpico, con un notable, también con autoridad, pero al mismo tiempo con un juego más serio, efectivo y austero que espectacular. 

Pau Gasol, Ibaka y Navarro se erigieron en el tridente que marcó diferencias en ataque, también Calderón en los primeros compases del partido, cuando más difícil se le hizo el despegue a España. La defensa española fue menos efectiva de lo habitual, sufrió para frenar al líder de la selección china, al hombre que, en ese sentido, ha tomado el relevo de Yao Ming. Ya jugaba junto al gigante retirado de los Houston Rockets, es Yi Jianlian, un agente libre en la NBA, donde ya lleva varios años, los últimos en Dallas y Washington.

ESPAÑA, 96 - CHINA, 81

España: Calderón (12), Llull (2), Fernández (7), Pau Gasol (21), Marc Gasol (5) -cinco inicial-, Rodríguez (5), Navarro (14), Reyes (2), Claver (-), San Emeterio (5), Ibaka (17) y Sada (7).

China: Liu (9), S. Wang (8), Sun (3), Jianlian Yi (30), Z. Wang (15) -cinco inicial-, Ding (-), L. Yi (-), Zhu (2), Z. Zhang (2), Chen (12) y Zhou (-).

Parciales: 19-17, 34-24, 16-19 y 28-21.

Árbitros: Lamonica (ITA), Grinter (USA) y Sampietro (ARG). Sin elimindos.

Pabellón: Basketball Arena.

Yi llevó por la calle de la amargura a los pívots españoles. Mide 2,08 metros pero posee un buen tiro y eso le permite variar su posición. El equipo español además salió desubicado, frío, sin ritmo. Le costó cinco minutos y medio lograr su primera canasta en juego, un triple de Calderón. Fue a remolque. No despabiló hasta bien entrado el segundo cuarto y en ataque dependió en exceso de Pau Gasol y Calderón.

Pau Gasol sostiene la pelota ante Jianlian Yi
Pau Gasol sostiene la pelota ante Jianlian Yi AP

Yi Jianlian cuadró media parte de ensueño, con 13 puntos y sin un solo error en los lanzamientos. Sufrió el lastre de las faltas porque sumó tres muy rápido. Pero todo lo efectivos que fueron los pívots españoles en ese sentido durante la primera parte, no supieron aprovecharlo en la segunda. N o volvieron a sacarle ninguna falta más al líder del equipo chino, que concluyó con 30 puntos y 12 rebotes. Pau Gasol le dio la réplica con una prototípica hoja de servicios: 21 puntos y 11 rebotes.

Calderón fue clave en los primeros compases, cuando más difícil era el despegue

España mejoró notablemente en defensa gracias a algunas fases en las que su zona se les atravesó a los chinos. Ibaka le dio oxígeno también en ataque mediado el segundo cuarto. Al dominio del rebote, con 14 capturas más que su rival, contribuyó Marc Gasol, que volvió a ser titular después de haber sido baja en los últimos partidos de preparación. Puso su grano de arena con cinco puntos, dos rebotes y nada menos que cinco asistencias. También agradeció España su efectividad en los triples, con un 11 de 19 le permitieron estirarse en el marcador.

Scariolo alineó a los 12 jugadores de su plantilla, aunque Claver solo durante menos de dos minutos. A Sergio Rodríguez, que también había sido baja durante las últimas semanas, le dio cancha en el inicio del último cuarto. Fue la mejor fase de España, cuando puso tierra de por medio después de que China se recuperase de un primer socavón en el que llegó a estar 14 puntos abajo, 60-46, y llegara a situarse a solo siete puntos, 69-62.

El estreno de España, más que dudas, dejó algunas asignaturas pendientes. Su dificultad para defender a los pívots versátiles, capaces de ser efectivos desde lejos de la canasta, es una de las pegas que se le pueden poner. No es menor. Estados Unidos, el rival de referencia a pesar de que se encuentra en el Grupo A y España está en el B, cuenta precisamente con jugadores de ese corte.

Son tipos que, ante la carencia de más pívots natos, vienen ocupando posiciones interiores, pero que a la vez son capaces de destrozar las defensas desde fuera, caso de LeBron James y Carmelo Anthony. En cualquier caso, la escuadra de Scariolo hizo valer su mayor talento y rango y liquidó el asunto, el primer envite, la resistencia china, sin mayores problemas.

 

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información