Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

CR, la trampa de la ametralladora

El portugués acapara el 40% de los disparos de Portugal, el mayor protagonismo de un delantero en el torneo

Cristiano, tras el partido ante República Checa. Ampliar foto
Cristiano, tras el partido ante República Checa. AFP

Mientras Portugal gestaba el gol por la banda derecha, Cristiano Ronaldo se desentendió de la jugada. Corría por la banda izquierda y decidió pararse. Gebre Selassie, impecable hasta el momento en su marcaje, picó en la fingida distracción de Cristiano. El lateral checo hizo caso a la ortodoxia que dice que el lateral está obligado a bascular hacia el lado del balón y guardar la espalda del central más próximo. Con esa trampa de pararse y hacerse el distraído, Cristiano logró lo que pretendía, que Gebre Selassie le perdiera de vista. Con su marcador ya en el área, Cristiano se fue acercando poco a poco hasta el vértice. Solo cuando Nani, en el otro costado, habilitó a Moutinho, que le doblaba por fuera, Cristiano aceleró para aparecer por la espalda de Gebre Selassie y castigar a Cech con un cabezazo picado.

Ha desarrollado las artes de los grandes goleadores cuando nació extremo y driblador

Fue la maniobra de un futbolista que ha desarrollado las artes de los grandes goleadores cuando nació extremo y driblador. El dibujo del movimiento tiene que ver con más del 60% de los goles que esta temporada ha marcado en el Real Madrid. Paulo Bento ha tirado del libreto de Mourinho para explotar al máximo la voracidad goleadora de Ronaldo. Como en su club, Cristiano parte de la banda izquierda, aunque tiene libertad de movimientos para aparecer por el centro cuando lo cree necesario.

Portugal juega para su icono como el Madrid también juega para que finalice la mayoría de las jugadas. La selección lusa ha rematado 71 veces a puerta, de los que 28, un 40 por ciento, han sido de Cristiano, con una frecuencia de un tiro cada 13 minutos. Ninguno de los grandes delanteros de esta Eurocopa acapara ese protagonismo rematador. Ni en volumen ni en frecuencia. Benzema es el que más se le acerca, con 17 de los 61 disparos de Francia, un 27%, con una asiduidad de un remate cada 16 minutos. Solo Cristiano suma más disparos que todos los delanteros de Italia: Balotelli (10), Cassano (8) y Di Natale (8), estos, claro, con un partido menos. Entre los tres suman el 50 % de los remates de su selección (51). Mario Gómez, que es el objetivo final de todo el caudal ofensivo de la Alemania de Löw, registra nueve remates de los 34 de su selección, un 26%. España, con 61 remates en medio de ese debate de los nueves mentirosos y los de referencia, necesita sumar los disparos de Iniesta (13), Torres (9) y Silva (8), también con un partido menos, para superar a Cristiano.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información