GRUPO C | SELECCIÓN ESPAÑOLA

España sabe a poco

Del Bosque dice que el fútbol español ha pasado “de pobre a rico rápidamente”: “No sabemos valorar lo que tenemos”

Del Bosque, durante su conferencia de prensa en Gnewino.
Del Bosque, durante su conferencia de prensa en Gnewino.ALEJANDRO RUESGA

España ya no celebra el pase a los cuartos de final como un premio y no mira el cruce con la angustia histórica que superó en Viena, contra Italia, en una calurosa noche del verano de 2008. “A nosotros parece que todo nos sabe a poco. Hemos pasado rápidamente de pobres a ricos y no sabemos valorar lo que tenemos. Nos hemos clasificado y somos la única selección que nos hemos ido a la caseta sin abrazarnos”, dijo ayer Vicente del Bosque, orgulloso de lo que su equipo ha hecho hasta ahora. “Tiene mucho mérito”, sostuvo. Acostumbrados a pelear por finales, para los futbolistas españoles llegar a unos cuartos ya no es como para tirar confetis, señal de que han metabolizado sus nuevos retos. Ahora llega la hora de la verdad y les gusta.

Al cierre de la primera fase del campeonato, España presenta unos registros estadísticos por encima de las dudas alimentadas. Por supuesto, es el equipo que más minutos ha tenido la pelota y el que más la tuvo en campo contrario; el que más pases ha dado, el más goleador (seis) y el que más veces ha disparado a puerta (61 remates, a 20 por partido); el que menos tantos ha encajado (1) y el que menos remates ha recibido por partido (seis de media). Además, es el segundo conjunto en facilidad para recuperar el balón (198 veces, 66 por partido, solo por detrás de Rusia). No parece suficiente para el campeón mundial. “Igual el error es pensar que llegaríamos aquí y ganaríamos por 3-0 todos los partidos”, se lamentó Iniesta. A Del Bosque no le incomoda el debate, pero parece sorprendido por los análisis negativos y la falta de respeto al adversario. “Todos somos entrenadores”, dijo antes de recordar: “El fútbol es igualado, no sé qué nos hemos pensado, y España no es una excepción. Ya dije que costaría hacerlo, pero ahí estamos”.

La defensa, nueva, con Piqué y Ramos, pareja de centrales por cuajar; con Arbeloa por la derecha, un suplente al que le ha tocado dar un paso al frente en ausencia de Puyol, y con Alba, un novato, en la otra banda, ha dejado sensaciones que invitan a pensar en que hay margen de mejora. Incluso el seleccionador croata, Slaven Bilic, reconoció que España parece ahora más vulnerable que antes. Del Bosque lo ve distinto: “Defensivamente, salvo la acción de Rakitic, fuimos un equipo equilibrado, sin conceder muchas ocasiones”. Y, a su paternal manera, defendió a Arbeloa: “No estoy descontento, pero unos tienen más defensores y otros menos. En el caso de Arbeloa, no todo el mundo aprecia su trabajo. Ha sido titular en su club con un excelente rendimiento y nosotros estamos contentos con lo que hace aquí”. “Defensivamente, estuvimos bien”, le secundó Piqué.

España es la mejor de la primera fase en el ataque, la defensa y el control del partido

En el centro del campo ha brotado de nuevo el debate sobre los dos pivotes, Xabi Alonso y Busquets. “No tiene sentido. No jugamos con doble pivote”, asegura Del Bosque; “son jugadores completos, que hacen de todo y en beneficio del equipo. Son ofensivos y lo serían más si no tuvieran servidumbre para el conjunto. Piensan menos en ellos que en el grupo. Hacen un trabajo sacrificado. Es una sociedad que se puede romper, pero no nos ha ido mal con ellos”. Si en Sudáfrica, después de perder contra Suiza, a Busquets se le puso en el punto de mira, ahora el debate es si jugar con doble poste o con un nueve bajo.

En el fútbol no hay nadie imbatible. No se lo cree nadie" Iker Casillas

Cinco derrotas y un empate ante Francia

La selección española lleva más triunfos sobre la francesa que a la inversa: 13 por 11 (empates: seis). Curiosamente, jamás la ha derrotado en un partido oficial. Solo se han medido seis veces, con estos resultados:
- 1984 (final de la Eurocopa): Francia, 2 - España, 0.
- 1991 y 1992 (fase clasificatoria): Francia, 3 - España, 1 y España, 1 - Francia, 2.
- 1996 (Eurocopa): Francia, 1 - España, 1.
- 2000 (Eurocopa): España, 1 - Francia, 2.
- 2006 (Mundial): España, 1 - Francia, 3.

A Del Bosque le da la idea para algo más: “Con nueve y sin nueve, jugamos bien. No es el mismo partido con Fernando [Torres] que sin él, como no lo fue con Cesc y Torres contra Italia, porque los encuentros evolucionan”, explicó; “hay que tener tiento. Y hasta ahora no nos ha ido mal. Si hiciéramos otra cosa, igual nos iba mejor, pero habría que comprobarlo”. El salmantino trata de defender el manual y se explica como un libro abierto y con paciencia de santo: “Tenemos un estilo con unos delanteros a los que les gusta el balón al pie. Pero también gente que va al espacio. Ante Croacia hubo jugadas que por milímetros no salieron. ¿Nos ha faltado profundidad? Puede ser. Si vemos algo, le pondremos remedio”. Por concepto, los españoles se empeñan en jugar incluso desde dentro del área. Así que los goles han llegado, todos menos el segundo de Torres a Irlanda, en combinaciones y remates muy cercanos a la portería.

Del Bosque habló de un contrario difícil, de un partido “puñetero, complicado”, y los jugadores admitieron que no les resulto fácil. “Salí nerviosito, nerviosito”, reconoció Casillas. “En el fútbol no hay nadie imbatible. No se lo cree nadie. Todos saben que podemos perder. Estamos en una época de extremismos, de lo malo o lo bueno, y no hay término medio. Ayer fue un día de término medio, con las circunstancias que sabemos”, deslizó Del Bosque señalando las dificultades que plantean los rivales: “Yo prefiero que no me ataquen. Tenemos jugadores inteligentes para manejarse sin espacios”. “Nos hemos ganado el respeto de los contrarios y nos vigilan más”, manifestó Iniesta, que recordó: “En años anteriores, en el partido que sufríamos nos marchábamos para casa. Ahora sufrimos y estamos en los cuartos y seguimos con el sueño de ganar esta Eurocopa”.

Atendiendo a la condición que puso a la federación al acordar su continuidad, es probable que Del Bosque vislumbrase un escenario como el que ahora contempla: el equipo está en los cuartos, pero no ha convencido del todo y sus decisiones se discuten cansinamente. Por eso, antes de firmar, dejó la puerta abierta a otro cargo en la federación si las críticas llegan a perjudicar al equipo o al estamento que representa. Sabe que seguirá trabajando para el fútbol español, pero debe escoger el cargo. “Él dirá. Ya le hemos dicho: de lo que quiera”, advierten en la federación. De momento, le esperan los cuartos, pero aún no es suficiente para el campeón.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50