Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una historia de guerras, alzamientos y resistencia

El primer conflicto grave entre Polonia y Rusia se remonta al siglo XVII, y desde entonces la rivalidad ha crecido

Los violentos enfrentamientos entre los hinchas de Polonia y Rusia reflejan la animosidad que existe entre los habitantes de estos países y cuyas raíces están profundamente ancladas en la historia. Una historia de guerras, alzamientos y resistencia, en la que la víctima, a partir del siglo XVIII, ha sido siempre Polonia.

El primer conflicto grave se remonta al siglo XVII, cuando los rusos tuvieron que luchar contra la intervención sueca-polaca. Los polacos llegaron a conquistar Moscú en 1610 y los rusos, encabezados por Kuzmá Minin y Dmitri Pozhrarski, lograron expulsarlos en octubre de 1612. Hoy en la plaza Roja, frente a la catedral de San Basilio, se alza un monumento a ambos héroes que recuerda aquella lejana gesta.

A fines del siglo siguiente, en 1795, el territorio polaco, después de una cruenta guerra, quedó dividido entre Rusia, Prusia y Austria. El gran artífice del triunfo zarista fue el general Alexandr Suvórov, que entró en Varsovia a fines de 1794. Las tropas rusas cometieron un auténtica masacre en el suburbio varsoviano de Praga matando a cerca de 10.000 personas.

Los polacos interpretaron como una provocación la marcha rusa con motivo de su fiesta nacional

Los polacos nunca aceptaron su inclusión en el imperio ruso y eso explica que hayan apoyado a Napoleón –que creó en 1807 el efímero Gran Ducado de Varsovia- y hayan protagonizado una serie de alzamientos, el más importante ocurrido en 1863. Numerosos polacos fueron desterrados a Rusia en castigo por combatir el yugo zarista.

Uno de los héroes polacos de siglo XIX fue el gran poeta romántico Adam Mickiewicz, que pasó su vida luchando contra la dominación rusa y por ellos sufrió la cárcel y el destierro. Polonia recuperó su independencia después de la primera guerra mundial y tras el triunfo de la revolución bolchevique. Pero en 1939 el país volvió a desaparecer, dividido esta vez entre Hitler y Stalin. Después de la segunda guerra, volvió a renacer como país, pero en calidad de satélite de la Unión Soviética.

Los polacos acusan a los rusos de haber permitido la derrota del levantamiento de Varsovia contra los nazis, que las tropas rusas observaron desde la distancia sin acudir en su ayuda. Ello, porque aquellos combates estaban encabezados por el Gobierno polaco en el exilio, que era prooccidental. También Rusia –la Unión Soviética, para ser exactos- es responsable de la masacre de Katyn, en la que tropas del NKVD, el Comisariado del Pueblo para Asuntos Internos, fusilaron a más de 20.000 prisioneros polacos.

La población polaca nunca aceptó su inclusión en el imperio ruso

Precisamente en su viaje a rendir homenaje a esas víctimas fue que falleció en un accidente aéreo, al tratar de aterrizar en Smolensk, el presidente polaco Lech Kaczyński el 10 de abril de 2010. Esta tragedia ilustra muy bien la animosidad y rencor que tienen los polacos por lo que los rusos han cometido contra ellos a lo largo de la historia. En contra de todo sentido común y de los resultados de comisiones investigadoras, muchos polacos piensan que Rusia es culpable de ese accidente e incluso hay quienes sostienen que fue planificado por ella.

Con estos antecedentes, indudablemente que no fue una buena idea de los rusos realizar una marcha con motivo de su fiesta nacional. Los polacos la interpretaron como una provocación, amplificada por los rumores de que los hinchas rusos tramaban acciones contra los polacos en el estadio.

El Gobierno ruso, que bajo la presidencia del actual primer ministro Dmitri Medvédev había logrado un mejoramiento de las relaciones con Polonia, está muy preocupado por las posibles consecuencias de los enfrentamientos del martes.

De ahí que Mijaíl Fedótov, que encabeza el Consejo Presidencial para el Desarrollo de la Sociedad Civil y la Defensa de los Derechos Humanos, haya viajado urgentemente anoche a Varsovia. Allí ha alabado la labor de la policía polaca, con cuyos dirigentes se entrevistará hoy miércoles.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información