Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

“No me sentía cómodo”

Fernando Hierro se despide del Málaga y desmiente que el club deba dinero a la plantilla

Hierro saluda al jeque Al Than en la recepción al Málaga por su clasificación para la Liga de Campeones. rn Ampliar foto
Hierro saluda al jeque Al Than en la recepción al Málaga por su clasificación para la Liga de Campeones. DIARIO AS

Tal y como se esperaba desde el martes pasado, Fernando Hierro ha confirmado su marcha del Málaga, donde ejercía las funciones de director ejecutivo desde el pasado mes de julio, cargo para el que había firmado por cuatro años. Hierro, una de las figuras más emblemáticas en la gestión del Málaga del jeque Abdullah al Thani, no fue demasiado claro a la hora de explicar los motivos reales de su adiós, aunque repitió en varias ocasiones la misma expresión a la hora de referirse a su relación con los propietarios de la entidad: “No me sentía cómodo”. “Es una decisión personal y muy meditada, que he comunicado a los dueños”, argumentó el exinternacional, a quien se le preguntó directamente si el Málaga debe dinero a jugadores y empleados de la entidad. “Los jugadores del Málaga están al día y, a partir de este momento, solo pienso en ver la bandera de la Liga de Campeones en La Rosaleda. Hay un cúmulo de circunstancias que no me hacen sentir cómodo y creo que es el momento de irme para no afectar a la planificación deportiva”, indicó Hierro.

Los intentos de la propiedad del club para que el dirigente diera marcha atrás a su decisión, tomada hace más de un mes, no han influido en el ánimo de Hierro, quien dejó claro que desde que llegó al Málaga para sustitutir a Fernando Sanz, anterior presidente, se metió de lleno en la gestión del club. “No vine al Málaga a ponerme la corbata, como alguno pudo pensar. Me impliqué desde el principio en el día a día del club y siempre quise poner al servicio del Málaga mi experiencia en el fútbol”. A pesar de su falta de claridad, Hierro sí reconoció que el fallecimiento del consejero José Carlos Pérez, el pasado mes de febrero, significó un duro golpe para él. “Los dos trabajamos codo a codo y le he echado mucho de menos. Tuve que adoptar otras responsabilidades porque su figura resultaba inigualable”, aclaró.

Hierro no ha querido constatar de forma pública su discrepancia con la gestión del club, en especial en el apartado económico y después de que algunos impagos del Málaga con jugadores y otros clubes por los fichajes realizados le colocaran en una incómoda situación en los últimos meses. Precisamente, el segundo del club y mano derecha del jeque Al Thani, el vicepresidente Abdullah Ghubn, está en Málaga desde el pasado fin de semana para poner orden en el asunto de los impagos y ofrecer a la opinión pública una imagen de fortaleza ahora que Hierro se marcha. Según Canal Sur, los jugadores han recibido las mensualidades de febrero y marzo, aunque todavía se les adeuda las de abril y mayo, que deben ser abonadas en los próximos días. En cuanto al pago de las fichas, después de Semana Santa se terminó de abonar las de la pasada temporada, por lo que el vicepresidente trabaja para pagar las de la campaña recién finalizada. Al mismo tiempo, también se arreglarán los impagos existentes con los trabajadores y técnicos de la cantera.

Desde el club se insiste en que el propietario ha realizado ya una inversión global de 200 millones en los dos años que lleva en el Málaga y que todos los pagos pendientes serán atendidos.

Más información