Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Es injusto para Soldado”

El entorno del valencianista, decepcionado por la elección de Del Bosque, que prefiere a Negredo pese a que el sevillista ha marcado 13 goles menos

Roberto Soldado durante una sesión de entrenamiento.
Roberto Soldado durante una sesión de entrenamiento. EFE

Los números son muy elocuentes. La temporada de Roberto Soldado (Valencia, 1985) ha sido mucho más productiva que la de Álvaro Negredo (Madrid, 1985). El delantero del Valencia ha marcado 27 goles en 45 partidos por los 14 del sevillista en 34. Una distancia de 13 tantos, que es por lo que vale un delantero de referencia, un nueve de toda la vida. Ambos lo son, con pequeñas diferencias. Más explosivo y dotado para el remate de primeras Soldado; más potente y con capacidad de asociación Negredo.

Amargo cumpleaños para Soldado, que cumple hoy 27 años. La mejor campaña de su vida no le ha servido para acudir a la Eurocopa de Polonia y Ucrania. “Ha sido injusto”, protestan en su entorno, “si tres buenas temporadas en el Valencia no le han servido… ni tampoco los tres goles a Venezuela. Está muy jodido”. “Y lo peor”, añaden, “es que ahora debe quedarse convocado hasta el miércoles [en Austria, hasta después del siguiente amistoso contra Corea del Sur”]. Y poner buena cara.

En su contra ha pesado el bajón en la segunda parte del curso, después de una primera vuelta primorosa. Le pasó factura una lesión en el cuello en los últimos partidos de Liga. A pesar de que, en su regreso a la selección cinco años después, había marcado un triplete contra Venezuela en un amistoso. Los únicos tantos con La Roja en cuatro participaciones. Dramáticamente para él, ya se quedó a las puertas de la anterior Eurocopa, la de Austria y Suiza conquistada por España, después de haber sido alistado un par de veces por Luis Aragonés. Entonces, unos dolores muy fuertes en los aductores minaron sus ilusiones de entrar en aquella selección.

Ha sido una cuestión de piel. A Del Bosque le gusta más Negredo. No solo en lo futbolístico. Puede que también el carácter algo más tranquilo del atacante madrileño. Al técnico salmantino le disgustan los arrebatos del punta valenciano en algunos momentos de ira en los partidos.

No ha sido el mejor año de Negredo en el Sevilla. Lastrado por las lesiones y los vaivenes del equipo, no ha marcado diferencias. En la selección, sin embargo, sí ha dado la talla: cinco tantos en siete encuentros. Obtiene así el mejor premio después de la decepción de haber sido excluido por Del Bosque de la pasada Copa del Mundo de Sudáfrica. Un día de contrastes extremos para los dos delanteros formados en la cantera madridista. Su antiguo jefe, Vicente del Bosque, solo ha podido contentar a uno.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.