“Una gloria impagable”

El Atlético celebra exultante la conquista: “Ha jugado bien hasta el utilero”

Los jugadores del Atlético de Madrid celebran el triunfo.
Los jugadores del Atlético de Madrid celebran el triunfo.ROBERT GHEMENT (EFE)

“Falcao es muy bueno. Siempre hace goles”, resumió Adrián en las galerías del Estadio Nacional de Bucarest. La expedición colchonera desbordaba alegría y piropos para su delantero colombiano a partes iguales. Llegó el pasado mes de agosto procedente del Oporto a cambio de 40 millones de euros y más de 10.000 aficionados desafiaron la canícula madrileña para asistir a su presentación. “Vino para hacer más grande al Atlético y lo ha conseguido”, le alabó Juanfran.

En su primera temporada en el Atlético, Falcao ha logrado 12 goles en 14 choques en la Liga Europa —el año anterior firmó 17 y se convierte por segunda vez pichichi del torneo—, en la que le ha marcado a todos los rivales con los que se ha enfrentado: Rennes, Celtic, Udinese y Besiktas, uno, y al Athletic, Valencia, Lazio y Hannover, dos. Hasta 35 goles en 48 partidos oficiales, cifras por encima de los mejores cursos goleadores del Kun Agüero en el club madrileño, fijadas en 27 tantos (2007-08 y 2010-11), e iguales al uruguayo Diego Forlán, que en 2008-09 marcó 35.

Preguntado por la estrella de la noche y de la temporada, el presidente rojiblanco, Enrique Cerezo, no quiso explayarse y eludió las cuestiones sobre la continuidad del colombiano el próximo curso. “Vamos a celebrar esto. Mañana no sé que haremos”, espetó. “Hemos cubierto uno de los tres objetivos de principio de temporada. Ahora, el domingo toca ganar al Villarreal y clasificarnos para la Champions”. Emocionado por la conquista del tercer título europeo en dos años, Cerezo apostó por la ironía: “Nos falta algo en España. Está visto que lo nuestro es el extranjero”. Y remató: “Hemos ganado con merecimiento. Hemos superado unas eliminatorias dificilísimas y hemos disputado la final contra el mejor Athletic. Las dos aficiones han estado de 10. Ha sido una fiesta”.

Tras Hamburgo, nadie creía que levantaríamos otro título así”, señala Antonio López

“Este título da un prestigio y una gloria impagable”, contó Godín, que también tuvo tiempo para elogiar al rival. “El Athletic es un grande. Sabíamos de sus virtudes y su potencial en el centro del campo. Pero cuando peor estaba la cosa, hicimos ese gol que nos tranquilizó”, destacó. “Fue un partido muy difícil, pero hemos hecho que fuese fácil. Hemos jugado extraordinariamente”, contó Diego. El brasileño fue el encargado de cerrar la goleada con el tercer tanto en el minuto 85 de partido y de desatar la celebración del Atlético. “Ha jugado bien hasta el utilero”, celebró Domínguez.

“La Copa la he levantado con Gabi porque lleva toda la temporada mereciéndolo. Se lo merecía él, se lo merece el Atlético, se lo merece la afición y nos lo merecemos todos”, se explayó el capitán Antonio López, que hace cuatro días era homenajeado en el Calderón y que se retira desde el podio. Ascendió desde el filial al primer equipo en el año 2000 y ha disputado 272 partidos oficiales. “Estuve en Hamburgo y nadie pensaba que levantaríamos otro título así. Esta victoria va para toda la gente que cree en nosotros”. De Hamburgo a Bucarest, del doblete de Forlán al doblete de Falcao, el Atlético ha dado lustre a sus vitrinas triunfando a golpe de récord: 12 victorias consecutivas. Pero todavía aspira a un premio mayor. “La Champions sería un postre perfecto. Cuando llegué al Atlético ya lo dije. Ganaríamos”, sentenció el protagonista absoluto de la conquista: Radamel Falcao.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

L. J. M.

Cubre la información del Atlético de Madrid y de la selección española. En EL PAÍS desde 2012, antes trabajó en Dinamic Multimedia (PcFútbol), As y Público y para Canal+ como comentarista de fútbol internacional. Colaborador de RAC1 y diversas revistas internacionales. Licenciado en Ciencias de la Comunicación por la Universidad Europea.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS