Un problema lateral

Con Abidal convaleciente y Alves descentrado, a los barcelonistas no les vale con Adriano

Adriano despeja un balón ante Di María.
Adriano despeja un balón ante Di María.GUSTAU NACARINO (REUTERS)

Fiel a su ideario, Pep Guardiola abrió el campo contra el Madrid con Tello y Alves pisando la cal. Quiso atacar a los laterales del Madrid, Arbeloa y Coentrão, alejándoles de los centrales, Ramos y Pepe; buscando al tiempo el desequilibrio en el uno contra uno y facilitando pasillos interiores. La idea no funcionó y, al contrario, al Barça le mataron por fuera. Primero, en un córner en el que Pepe ganó el salto a Adriano y terminó en el gol de Khedira ante el pasmo de Puyol. Al brasileño le separan 14 centímetros del central portugués. Después, en una contra por la banda derecha, la que debía tapar Adriano, también actor secundario de un tanto histórico: el de Mestalla, en la final de Copa, cuando no pudo evitar el cabezazo de Cristiano: 12 centímetros de estatura les separan. Con Abidal convaleciente y Alves descentrado, Guardiola no tiene dónde elegir, así que ha usado a Puyol como recurso y siempre que el estado de Piqué lo permite y a Adriano, como parche para el agujero. No le alcanza.

Adriano, llegó avalado por la directiva, que pagó más de 10 millones de euros al Sevilla cuando Del Nido lo había ofrecido por seis. Cuentan que tras la oferta del Barcelona, exclamó: “Niño, nos acaba de tocar la lotería”. Del rendimiento de Adriano (90 días de baja por problemas musculares, 63 partidos en dos temporadas) no hay queja, y el cuerpo técnico reconoce su excelente comportamiento, en el grupo y sobre el campo, porque hace más de lo que cabe exigirle. Pero Andoni Zubizarreta y Guardiola coinciden en la necesidad de buscar refuerzos. Muniesa y Montoya tendrán ficha del primer equipo la próxima temporada y se cerrará el fichaje de un jugador de élite o dos. La continuidad de Alves, como la de Adriano, no está confirmada la próxima temporada.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS