Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un clásico que echa chispas

Del pisotón de Juanito a Matthäus a la ‘peineta’ de Van Bommel ● Repase una selección de vídeos de los Real Madrid-Bayern, uno de los pulsos más emblemáticos del fútbol europeo

Raúl y Effenberg se encaran durante un partido en el Bernabéu de 2002. Ampliar foto
Raúl y Effenberg se encaran durante un partido en el Bernabéu de 2002.

El Bayern de Múnich y el Real Madrid reeditarán en las semifinales el enfrentamiento más repetido en la historia de la Copa de Europa. Ambos equipos se han visto las caras en 20 ocasiones, con un balance favorable para los alemanes por 11 triunfos a siete, y solo dos empates. Un pulso que ya es todo un clásico continental y ha deparado algunos episodios memorables.

1986-1987. El pisotón de Juanito

El 8 de abril de 1987, el Madrid visitaba el Olímpico de Múnich en la ida de las semifinales. El encuentro ya había subido de temperatura después de que el colegiado escocés Bob Valentine hubiese señalado un penalti. Sin embargo, lo que hizo saltar la chispa fue una dura entrada del capitán bávaro, Lothar Matthäus, sobre Chendo. Acto seguido, Juanito arremetió contra el jugador alemán, al que le pateó la espalda y después la mejilla.

1999-2000. Tornado bávaro en la liguilla

El Bayern endosó ocho goles y doblegó por partida doble a los blancos (2-4 y 4-1) en la fase de grupos. En el duelo del Bernabéu, las dianas de Scholl, Effenberg, Fink y Paulo Sergio decantaron la balanza del lado alemán. Los goles madridistas llevaron el sello de Morientes y Raúl. En la vuelta, Scholl, Elber y Zickler (2) desmontaron a su rival, que no encontró consuelo en un zapatazo de Helguera que sorprendió a Kahn.

1999-2000. La coronilla de Anelka

Unos meses después, Madrid y Bayern volvieron a encontrarse en las semifinales y un nombre emergió contra todo pronóstico: el de Anelka. El francés, un atacante melancólico por el que el club blanco desembolsó 33 millones de euros, pero que languidecía sobre el césped, marcó un gol en el envite de ida en el Bernabéu (2-1) y rescató al Madrid con un testarazo en Múnich que significó el pase a la final de París.

2000-2001: Kahn, una muralla

Un año después, de nuevo en las semifinales, el hombre clave estuvo bajo los palos. El feroz guardameta Oliver Kahn ofreció un recital de intervenciones en el coliseo blanco, donde el Bayern arañó un valioso botín (0-1) gracias a un latigazo de Elber que no logró repeler Casillas. En Múnich, los bávaros certificaron su pase (2-1, goles de Elber y Jeremies, por una lado, y Figo, por el otro) a la final, en la que se proclamarían campeones tras derribar al Valencia.

2001-2002: La bravuconada de Salihamidžić

El cruce en cuartos fue de alto voltaje. Después de vencer por 2-1 en la ida, en Múnich, el bosnio Salihamidžić subió los decibelios del choque de vuelta al manifestar: “Ellos no son del otro mundo. En el primer tiempo dominaron, pero se dedicaron a hacer taquitos y no fueron realmente imponentes. En el segundo tiempo mostramos que si se les presiona, se cagan en los pantalones”. Por si fuera poco, Kahn aseguró que los blancos no serían capaces de batirle ni una sola vez en Chamartín. Helguera y Guti (2-0) le pusieron en evidencia y dejaron al Madrid en la siguiente ronda europea.

Roberto Carlos agrede a Demichelis en el duelo en Múnich de 2004.
Roberto Carlos agrede a Demichelis en el duelo en Múnich de 2004.

2003-2004: Cara y cruz de Roberto Carlos

El protagonismo recayó, dos años después, en Roberto Carlos. El brasileño golpeó al Bayern en la ida con un zurdazo que no embolsó Kahn, al que se le escurrió el esférico por debajo del brazo. Posteriormente, el central argentino Demichelis le hizo una dura entrada. Al sentirse agredido, desde el suelo, el madridista le lanzó un puñetazo de revés. El árbitro, el noruego Terje Hauge, no lo vio porque Beckham le tapaba el ángulo, pero las cámaras de televisión sí registraron el gesto. Roberto Carlos fue castigado con dos partidos por la UEFA. El Madrid empató en Múnich (1-1) y Zidane liquidó la contienda en la vuelta (1-0).

2006-2007: De la ‘peineta’ de Van Bommel al fogonazo de Makaay

La última eliminatoria, entre ambos, se saldó a favor del Bayern y dejó dos estampas inolvidables. La primera, la peineta que dedicó a la grada blanca Mark Van Bommel, exjugador del Barça y entonces capitán bávaro, tras marcar el segundo tanto muniqués. El Bayern arañó un jugoso 3-2.

La segunda, el gol rubricado por el holandés Roy Makaay, exfutbolista del Tenerife y el Deportivo. Nada más comenzar el partido de vuelta, Roberto Carlos erró en un control y Salihamidžić sirvió para el artillero, que tardó tan solo 10,02 segundos en perforar la meta de Casillas. Fue la diana más vertiginosa en toda la historia de la Copa de Europa.

2011-2012. El penalti de Ramos

El Madrid y el Bayern se enfrentaban en semifinales. Ambos encuentros terminaron con 2-1. En la ida, los bávaros vencieron gracias a las dianas de Ribéry y Mario Gómez. El autor del gol blanco fue Özil. En el duelo de vuelta, Cristiano marcó dos goles en el primer cuarto de hora, pero la respuesta de Robben y la falta de acierto en la prórroga obligó a dilucidar la eliminatoria en la tanda de penaltis. El Real Madrid falló los dos primeros, en los que Neuer detuvo los tiros de Cristiano y Kaká. Casillas sostuvo a los suyos al detener los disparos de Kroos y Lahm. Después, Sergio Ramos envió el balón al graderío y Schweinsteiger no perdonó.