Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rossi se rompe otra vez

El delantero italoestadounidense del Villarreal vuelve a fracturarse el ligamento cruzado anterior de la rodilla derecha operada seis meses atrás

Rossi se lesionó en el partido frente al Real Madrid el pasado mes de octubre
Rossi se lesionó en el partido frente al Real Madrid el pasado mes de octubre

La fecha de su reaparición a los terrenos de juego estaba señalada: el próximo domingo, día 22 de abril, en Anoeta ante la Real Sociedad, Giuseppe Rossi estaría en condiciones de volver a vestirse de corto casi seis meses después de que una entrada fortuita de Xabi Alonso en el Bernabéu ante el Madrid, le truncara prácticamente la temporada. El italoestadounidense sufrió la rotura del ligamento cruzado anterior de su rodilla derecha. A falta de diez días para su reincorporación, Rossi volvió a romperse el mismo ligamento recompuesto.

El destino fue de nuevo caprichoso con el Villarreal. Apenas unas horas después de la vital victoria sobre el Málaga, Hernán Pérez, el héroe por un día, se convirtió en villano involuntario. En una acción intrascendente del entrenamiento de ayer, en un balón dividido, el paraguayo y Rossi chocaron. La rodilla derecha del internacional italiano volvió a crujir. De nuevo se rompía el ligamento anterior cruzado. Flemático y paciente normalmente, Rossi maldijo su mala suerte y se desesperó. “Ha sido totalmente fortuito, como en el Bernabéu”, explicaba después Manuel Telló, médico del Villarreal. “Cuando le he visto salir he tenido claro que era otra vez lo mismo”.

Su contrato con el Villarreal le ata hasta junio del 2016

Rossi ve así estancado su presente y su futuro inmediato. “Está completamente hundido”, aseguró el médico. “Estaba en la fase final de la recuperación y solo faltaba que él decidiera que estaba preparado para volver”. Disponía de cinco partidos del campeonato para tratar de recobrar las sensaciones y el ritmo de juego. Consideraba el exjugador del Manchester United (el club castellonense pagó por él 10 millones de euros en 2007 y en él lleva 82 goles) que serían suficientes para que Cesare Prandelli volviera a acogerle en la selección italiana, en la que era fijo hasta la lesión. Prandelli tenía previsto visitarle en Vila-real la próxima semana.

El entorno de Rossi también consideraba que, a sus 25 años y tras cinco temporadas en el Villarreal, era el momento de cambiar de aires, de buscar un club con más prestigio y ambiciones. La nefasta temporada del Villarreal hacía difícil la continuidad de Rossi que en el Calcio tiene un gran cartel, al igual que en la Premier o en la Liga. En enero del 2011 el Tottheham realizó una oferta de 35 millones de euros, confirmada y rechazada tanto por Rossi y el Villarreal. El pasado verano fue el Barcelona, la verdadera aspiración de Rossi, el que tanteó la posibilidad de incorporarle. Al final se decantó por el chileno Alexis. En los últimos días de agosto Aurelio De Laurentiis, el propietario del Nápoles, también hizo lo posible por contratarle. El Villarreal, una vez vendido Cazorla, se negó. De Laurentiis dijo que lo volvería a intentar al finalizar la presente temporada. De momento, todo queda en cuarentena. A Rossi le aguardan otra vez seis largos meses de rehabilitación y la incertidumbre de si su maltrecha rodilla le responderá como antes. Su contrato con el Villarreal le ata hasta junio del 2016.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.