Un profeta para las Chivas

El conjunto mexicano con más solera, hundido en la clasificación y con un discutido presidente, ficha a Cruyff como asesor técnico

Johan Cruyff, en su presentación.
Johan Cruyff, en su presentación.Ulises Ruiz Basurto / EFE

Las Chivas de Guadalajara, el equipo de fútbol con más solera de México, pero que vive uno de los peores momentos de su historia arrastrándose por el fondo de la clasificación, dio el sábado un golpe de efecto al presentar nada más y nada menos que a Johan Cruyff como nuevo asesor técnico. La estrella del Ajax de los años setenta y el creador del dream team del Barcelona y de la filosofía de juego del club culé tendrá plenos poderes en los aspectos técnicos del rebaño sagrado, como se conoce al equipo tapatío, y visitará México dos o tres veces al año durante los tres que dura su contrato.

La afición de las Chivas ha recibido el fichaje con gran ilusión, pero existen muchas dudas sobre cómo serán las relaciones del profeta del fútbol con el presidente del club, el controvertido empresario Jorge Vergara, proclive a inmiscuirse en la dirección técnica del equipo. Durante la presentación de Cruyff, el sábado, los hinchas escucharon al holandés con respeto reverencial, pero al dirigente le silbaron. Nadie se explica por qué razón las Chivas, que fueron líderes durante la mayor parte del Trofeo Apertura de la Primera División mexicana, van las últimas en el Clausura cuando los jugadores son los mismos. Vergara sustituyó al entrenador José Luis del Real durante la liguilla final del Apertura por Fernando Quirarte y, desde entonces, la derrota es rutina.

Cruyff controlará la marcha del club a distancia debido a sus muchos compromisos en Europa, pero deja en México su equipo de trabajo liderado por Todd Beane, director del Cruyff Institute, que sí vivirá en Guadalajara de forma permanente durante los tres próximos años.

En su presentación, el genio holandés, que se fotografió luciendo la camiseta rojiblanca de las Chivas, desgranó su filosofía. “El fútbol es mucho más grande que solo jugar un partido. Se tiene que coger una base importante y a partir de ahí puedes crecer. No hay nadie que solo gane un partido, hay que hacerlo conjuntamente. El fútbol es el fin de semana, pero lo que aprendes de lunes a sábado es lo más importante”, afirmó.

Tuvo la prudencia de no prometer el milagro con el que sueña la afición: “El equipo no va a ganar mañana solo porque estoy aquí. Es absurdo. Daremos un empujón, pero los que juegan son los jugadores. No puede ser que antes supiesen jugar y ahora no sepan”.

Muchos aficionados sospechan que han sido problemas extrafutbolísticos los causantes de la actual mala racha. Su presidente desde hace una década, Vergara, dueño de la empresa Omnilife, de venta de suplementos alimenticios y cosméticos puerta a puerta, no goza de buena reputación como empresario y es conocido por su afán controlador.

Las Chivas, que se llaman realmente Club Deportivo Guadalajara, pero que adoptaron ese sobrenombre en los años cincuenta porque sus adversarios decían que jugaban como chivas locas, es uno de los clubes más ricos de México, el que tiene mayor número de trofeos y también de los que cuenta con más aficionados por todo el país. Una de sus características es que solo contrata jugadores mexicanos. Hace año y medio inauguró su nuevo estadio, el Omnilife, el más moderno de América Latina, con el partido Chivas-Manchester United. El encuentro sirvió para despedir a Chicharito, la perla local, hijo y nieto de jugadores del rebaño sagrado.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50