Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Pulga celebra a lo grande sus 200 partidos en la Liga

Messi es el azulgrana más joven, 24 años, en alcanzar el bicentenario

Messi dispara a portería ante Ricardo Costa. Ampliar foto
Messi dispara a portería ante Ricardo Costa. EFE

El 16 de octubre del 2004 se supo que estaba listo para poner en funcionamiento el carnet por puntos, en el Parc de la Ciutadella se celebró la V Fiesta de la Lactancia materna, España descubrió en la portada de El País que el argelino Lamari, el séptimo suicida de Leganés, había estado vigilado por el CNI y en Gaza seguían los bombardeos del ejercito israelí; además, ese sábado, el Real Madrid empató en Sevilla contra el Betis con un gol de Ronaldo, el brasileño, el Deportivo le ganó (2-1) al Getafe y Xabi Alonso le dio el triunfo al Liverpool en el campo del Fulham. Ese día, el 16 de octubre de 1984, Leo Messi debutó en un partido de Liga con la camiseta del Barcelona.

La Pulga llevaba el 30 a la espalda y fue en el Estadi Olímpic Lluís Companys de Montjuïc, en presencia de Pascual Maragall, entonces presidente de la Generalitat, y sustituyó a Deco, autor del único gol del partido, en el minuto 82. Han pasado 2.678 días y, contra el Valencia, en el Camp Nou, jugó el partido número 200 en la Liga. No es una cifra al alcance de cualquiera, pero es el quinto futbolista de la plantilla en lograrlo, por detrás de Xavi (401), Puyol (359), Valdés (317) e Iniesta (258). Messi en cualquier caso, es el futbolista más joven en conseguirlo, con 24 años y ocho meses, superando a Xavi Hernández, que alcanzó la cifra con 25 años y 236 días. Por encima de todo, los 200 partidos de Messi marcan un campeonato como pocos futbolistas lo han hecho.

Para festejarlo, contra el Valencia, jugó un partido sublime. Marcó cuatro goles por vez primera en Liga y, además, remató una vez al palo. En estas siete temporadas, en estos 200 partidos, ha estado sobre el campo 15.871 minutos y ha ganado 148 partidos por los 19 perdidos; ha recibido 456 faltas, ha provocado 92 tarjetas amarillas y cinco rojas; ha recibido 18 amonestaciones y nunca ha sido expulsado. Messi, en este tiempo, festejó 146 goles -14 de penalti y 116 con el pie izquierdo -, después de 727 remates, de los que 363 fueron a portería y 19 a los palos, lo que eleva su porcentaje de acierto hasta el 53 por ciento. En estos 200 partidos, ha celebrado 11 triplete, por vez primera en la Liga, metió cuatro, algo que solo había conseguido en la Champions contra el Arsenal. Además, ha jugado 10 partidos contra el Real Madrid y le ha marcado ocho goles, pero es el Atlético el equipo al que más veces ha goleado (19) y el Racing de Santander, el equipo al que le ha marcado en mayor número de partidos.

En estos 200 partidos de Liga, Messi ha ganado cinco veces el título y ha hecho méritos para obtener tres veces el Balón de Oro, que le encumbra actualmente como el mejor jugador del mundo. Messi, que debutó como extremo derecho, ha jugado de delantero centro o de falso nueve, y ha sabido evolucionar y reinventarse hasta el punto de que últimamente viene asumiendo el liderazgo que habitualmente reposa en Xavi, como ya lo hiciera antes en la selección argentina. Si tácticamente ha madurado y ha aprendido a escoger sus momentos, su incidencia en el juego ha sido siempre exponencial. Por el vestuario nunca ha dado un problema y siempre ha sabido ocupar su sitio y jugar su rol, al principio protegido por Silvinho, y ahora expuesto a las miradas de todos, especialmente de los jóvenes.

A estas alturas se sabe dónde empezó todo, de dónde viene Messi y lo que ha hecho, pero todavía no ha cumplido 25 años, lleva 200 partidos en la Liga y está por ver hasta dónde piensa llegar. Y con él, el Barcelona.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.