Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Barça se derrumba en Siena

Rakocevic y Aradori lideran una remontada de 15 puntos en el último cuarto y el equipo de Pascual pierde su primer partido

Un viejo conocido, Rakocevic, y un joven bastante menos famoso, Aradori, empujaron al Barcelona Regal a su primera derrota en la Euroliga. El trompazo del equipo de Xavi Pascual fue tremendo, porque parecía haber encarrilado su noveno triunfo, incluso con relativa facilidad.

Iniciado el último cuarto dominaba por 47-62. Esos 15 puntos de renta y la dinámica del partido, con un Lorbek majestuoso, y con Eidson dando constantes pasos al frente cuando las cosas se ponían más difíciles, no presagiaban el aluvión de canastas de Rakocevic y Aradori. Lorbek, que había recibido unos minutos de descanso, pareció por un instante ser capaz de frenar la sangría. No fue así. Ni él, ni mucho menos Navarro, lograron evitar el desaguisado de un último cuarto cuyo parcial lo dice casi todo: 30-15.

MONTEPASCHI SIENA, 77 - BARCELONA REGAL, 74

Montepaschi Siena: Zisis (16), Rakocevic (21), Moss (5), Andersen (6), Michelori (2) -equipo inicial-; Thornton (0), Ress (7), Carraretto (0), Stonerook (0) y Aradori (20).

Barcelona Regal: Marcelinho (4), Navarro (8), Mickeal (9), Lorbek (22), Perovic (5) -equipo inicial-; Sada (0), Vázquez (2), Wallace (3), Ingles (3), Ndong (4) y Eidson (14).

Parciales: 23-20, 13-15, 11-24 y 30-15.

Árbitros: Belosevic (Serbia), Lottermoser (Alemania) y Viator (Francia). Eliminaron por faltas a Ndong (m.39).

Palestra de Siena.

La derrota, a efectos clasificatorios, es inocua. El Barcelona tiene asegurada la primera plaza de grupo suceda lo que suceda en la última jornada de la liguilla. Más allá de eso, el último cuarto permitió observar lo que no se había visto a lo largo de todo el curso: una tremenda vulnerabilidad del Barcelona. No defendió bien y atacó peor. En las últimas acciones, erraron Lorbek, Mickeal por dos veces y finalmente Navarro, que perdió el último balón, protestó y fue castigado con una falta técnica. Rakocevic, decidió desde la línea de tiros libres.

Destemplados los tiradores, dinámicas y eficaces las defensas, el Siena y el Barça libraron una intensa batalla en los dos primeros cuartos. Navarro no se encontró cómodo. No le entraban los tiros, Rakocevic le incomodó, y sino Moss, y sino Aradori o el defensa de turno. Porque la defensa del Siena es muy dinámica, con ayudas y cambios de asignación.

El Barcelona encontró una veta. Lorbek fue el hombre que más daño le hizo al Siena, el que mejor aprovechó los escasos espacios que dejaba el trasiego de defensores en el interior de la zona italiana. Los reversos del jugador esloveno, los pequeños bailoteos con los que rompe a sus opositores, añadidos a su buen tiro a media distancia, alimentaron el caudal ofensivo del Barcelona.

El equipo de Xavi Pascual también tuvo problemas con el rebote defensivo. Entre Zisis, en estado de gracia, y el rebote, el Barcelona echó a perder la ventaja con la que parecía encarrilar un triunfo cómodo desde muy pronto: 5-13. Tres triples de Zisis, 11 de los 15 primeros puntos de su equipo, volvieron a igualar el partido.

Navarro, por momentos, volvió a ser Navarro, entrado el tercer cuarto. Despabiló el Barcelona. Después de su nefasto inicio, de fallar sus siete primeros tiros, sumó seis de los 13 primeros puntos del Barcelona en esa fase. Lorbek, mientras, siguió haciendo de las suyas. El Montepaschi recibió un mazazo que se antojaba poco menos que definitivo, un triplazo de Ingles desde mucho más allá de la media cancha y sobre la bocina final del tercer cuarto que concluyó con un contundente: 47-59. Encima, Eidson anotó otro triple para estrenar el último cuarto.

A partir de ese instante, cuando todo parecía visto para sentencia, se derrumbó el Barcelona, que defendió mal y atacó peor frente a un rival al que, por si fuera poco, le faltaban tres jugadores importantes McCalebb, Kaukenas y Lavrinovic. Fue un serio toque de atención para el Barcelona.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.