Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Stamford Bridge, la segunda casa del Liverpool

Los reds derrotan al Chelsea (0-2) en los cuartos de final de la 'Carling Cup', nueve días después de ganarle en la Liga (1-2)

Stamford Bridge tiembla cuando ve las camisetas rojas del Liverpool. Al menos, de este Liverpool. El equipo de Dalglish descabalgó a los blues de la Carling Cup (la Copa de la Liga inglesa) ganándoles con autoridad (0-2), nueve días después de que conquistara el templo del equipo londinense en la Premier (1-2). Torres, que jugó todo el duelo, suma la tercera derrota en otros tantos partidos delante de su exequipo, una mala racha inaugurada el año pasado pocos días después de su traspaso. Esa vez el choque terminó 0-1, otra vez en Stamford Bridge. El cuestionado Villas-Boas, 10 puntos por detrás del líder Manchester City en la liga inglesa y con el pase para los octavos de la Champions aún pendiente -se lo jugará ante el Valencia-, dice adiós a la primera competición bajo su gestión y lo hace sin atenuantes.

El Liverpool fue superior durante los 90 minutos, desperdició en la primera parte la posibilidad de adelantarse al fallar un penalti con Carroll y liquidó al rival en la segunda. Maxi Rodríguez, que ya abrió el marcador en el reciente choque liguero, golpeó primero aprovechando un pase de la muerte de Bellamy, el mismo que cinco minutos después puso en la cabeza de Martin Kelly el gol del 0-2. Protagonista absoluto con sus dos asistencias, el galés fue sustituido a 10 minutos del final y ahí se vivió el momento más emotivo del partido. Los aficionados del Liverpool acompañaron el cambio coreando el nombre de Gary Speed, fallecido el pasado domingo. Bellamy, muy cercano del que era el entrenador de Gales -tanto que pidió a Dalglish no jugar ante el Manchester City la semana pasada tras conocer la noticia-, agradeció con aplausos y visiblemente emocionado a su público el gesto.

El Liverpool se clasifica para las semifinales, donde se medirá al Cardiff, que ganó (2-0) al Blackburn. En la otra, el Manchester City, que doblegó al Arsenal (0-1) en el Emirates con un gol de Agüero, espera al ganador del Manchester United-Crystal Palace, que juegan hoy (20.45. Canal+ Fútbol2).

Espectacular empate entre Nápoles y Juventus

En Italia, Nápoles y Juventus se midieron en San Paolo en un duelo liguero que no se disputó hace un mes por las fuertes lluvias que inundaron la ciudad sureña. Los bianconeri se presentaron líderes de la Serie A, con un punto de ventaja sobre el Milan, y con la posibilidad de inaugurar la primera fuga de la temporada. No pudo ser, pero el espectacular empate (3-3) -y la manera en la que se maduró- mostró otra vez la fortaleza mental del equipo de Antonio Conte, serio candidato en la lucha por el Scudetto.

El Nápoles, pese a la ausencia de Cavani, impedido por un problema en el tobillo, sometió a los rivales a una presión constante durante la primera parte, falló un penalti con Hamsik antes de que el mismo eslovaco marcara el gol del 1-0 y Pandev anotara el segundo poco antes del descanso. El Juventus, sin embargo, no se desmoronó, volvió al campo trasfigurado y reabrió el partido a los tres minutos con un gol de Matri. Ni el doblete de Pandev quitó aliento a los de Turín. Volvieron a acercarse con Estigarribia y empataron el partido con una jugada personal de Pepe a 10 minutos del final. El extremo, ya decisivo hace tres días en la victoria a domicilio ante el Lazio (0-1), arrancó desde el centro del campo, superó a dos rivales y fulminó a De Sanctis con un disparo raso y esquinado.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.