Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cavani desmonta al Manchester City

Un doblete del uruguayo tumba al líder de la 'Premier' (2-1) y permite al Nápoles rozar la clasificación para la segunda fase.- El Benfica y el Inter, a octavos

El estadio de San Paolo ya tiene una noche europea que pueda competir con los recuerdos de la época dorada de Maradona, cuando el Nápoles ganó una Copa de la UEFA (1989), pero en la Copa de Europa -la actual Champions- pasó casi desapercibido, eliminado una vez en la primera ronda (contra el Real Madrid, en 1988) y otra en la segunda fase (ante el Spartak de Moscú, en 1990). Más de 20 años después, el histórico estadio pudo expresar toda su alegría en la máxima competición continental. Los 60.000 espectadores que lo abarrotaban vieron a su equipo doblegar (2-1) al Manchester City, líder de la Premier inglesa, y rozar el sueño de clasificarse para los octavos a costa del equipo de Mancini. El héroe de la noche napolitana se llamó Edinson Cavani, autor de un doblete.

El ariete uruguayo reapareció en el momento justo. Tras marcar en los primeros dos encuentros de la fase de grupos (ante el conjunto inglés y el Villarreal) se había quedado sin gol en los dos siguientes partidos. En la Serie A, en la que ha sumado cuatro goles, está lejos del registro estelar del curso pasado (26 goles en 35 partidos). Sin embargo, anoche El Matador, como le llaman en Nápoles, volvió a enseñar su mejor versión. En la primera parte, peinó una pelota procedente de un saque de esquina con la precisión suficiente para encontrar el resquicio adecuado entre las piernas de los defensas y el palo más cercano. En la segunda, empezó la jugada a 30 metros de la portería rival y se fue a recibir el centro de Dossena en el corazón del área. Ahí fulminó a Hart con un derechazo de primera intención. De nada le sirvió al City el gol del momentáneo empate de Balotelli, propiciado por un disparo de Silva que el portero italiano no consiguió detener. Los de Mancini están ahora al borde de la eliminación. Deben ganar al Bayern de Múnich, ya clasificado como primero del grupo, y esperar que los italianos no sumen tres puntos en Vila-Real.

Manchester puede quedarse, sorprendentemente, sin equipos en la segunda fase de la Champions. También el United sufrió un traspié, aunque de menor entidad, tras empatar (2-2) con el Benfica en Old Trafford y deberá certificar su pase en Basilea, ante un rival que solo tiene un punto menos que los ingleses y que ya asustó a los de Ferguson en Manchester (3-3). Anoche los suizos ganaron (2-3) ante los rumanos del Galati y se jugarán las habichuelas ante el finalista del año pasado. El Benfica aprovechó de dos despistes defensivos de los ingleses para llevarse un punto de Inglaterra y clasificarse. Pasará como primero si solventará su compromiso contra el modesto Galati, qua aún no ha sumado ni un punto.

Mientras los equipos ingleses se complicaron la vida, otro equipo italiano, además del Nápoles, salió airoso de la quinta jornada de la fase de grupos. El Inter se clasificó como primero tras empatar (1-1) en el campo del Trabzonspor. Un gol del argentino Álvarez tras una conexión con Milito adelantó a los de Ranieri. El empate de Halil Altintop, hermano del Hamit del Madrid, no aguó la fiesta a los italianos pero sí le dio a los turcos un punto precioso para la lucha por el segundo puesto, muy equilibrada. El Trabzonspor se presentará con seis puntos en el campo del Lille (cinco). Los franceses se han vuelto a meter en la pelea para acceder a la segunda fase tras conquistar (0-2) el campo del CSKA Moscú, que visitará, también con cinco puntos, el Giuseppe Meazza de Milán.

En el grupo del Madrid, el Ajax arañó un empate (0-0) en Lyon y está a un paso de clasificarse como segundo. Los holandeses, con ochos puntos, necesitan uno ante los blancos, que viajarán al Amsterdam Arena tres días antes del clásico de Liga contra el Barcelona.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.