Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"Esto nos dará confianza"

Capello, que se ve reforzado, presume del triunfo porque "la calidad de los españoles es grandísima"

Sabiendo que los medios de comunicación ingleses parecen impacientes con él y le discutían la elección para el compromiso de ayer de ciertos jugadores, lo primero que Fabio Capello hizo fue elogiar al rival: "Ha sido un partido muy difícil porque la calidad de los españoles es grandísima y presionan muchísimo para recuperar el balón".

Lo segundo que hizo el técnico italiano, al que ayer por la tarde se le casaba un hijo en Milán, fue magnificar el triunfo de Inglaterra y apuntárselo a sí mismo entre líneas: "Es un resultado importante por la confianza que nos da. A nosotros y a los aficionados. Pero lo más importante de esta noche ha sido el juego de nuestros jóvenes, el de Jones, el de Welbeck... Son muy buenos, excelentes, jugadores. Serán muy importantes para nosotros en la Eurocopa del año que viene. Actuaron sin miedo y con personalidad. Estuvieron muy bien tanto física como técnicamente y demostraron que tienen un espacio en la selección absoluta".

"Este partido, este triunfo, generará confianza y hará que los aficionados crean más en el equipo porque batir a los actuales campeones mundiales y europeos es realmente importante", insistió Capello, que, finalmente, no alineó a Terry, a punto de cumplir los 31 años de edad, implicado en un caso de supuesto racismo. El brazalete de capitán lo llevó, por tanto, Lampard, que fue precisamente el autor del único gol del partido. La posición de Terry en el terreno de juego la ocupó Jones, a quien días antes Capello había llegado a comparar con el recordado futbolista italiano Franco Baresi. "Es una versión mejorada", aseguró acerca del futbolista del Manchester United.

La victoria de Inglaterra es todavía más valiosa teniendo en cuenta que los pross no ganaban a una campeona del mundo desde 1980, cuando vencieron a Argentina por 3-1. Curiosamente, aquel triunfo también lo consiguieron en el antiguo estadio de Wembley. Ayer, en el nuevo, doblegaron a España por sexta vez en los siete partidos que han disputado.

Capello, que vio el encuentro con una flor simbólica en su traje por la boda de su hijo, reconoció que tiene una forma especial de vivir los partidos: "Es mi propio estilo, la verdad. La edad y otras cuestiones no importan. Lo que importa es el amor que tengo por este deporte. Siempre espero ayudar a mi conjunto", concluyó con la satisfacción de un éxito que le permite respirar con más desahogo ante la presión a la que ha venido siendo sometido por la prensa inglesa a pesar de haber conseguido la clasificación de la selección para la cita de 2012 en Polonia y Ucrania.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.