Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Vettel, contra la lluvia y la incertidumbre en Spa

El piloto de Red Bull logra su novena pole del año, mientras Alonso es octavo - Alguersuari consigue su mejor clasificación con una sexta plaza

Las incógnitas que siempre sobrevuelan el circuito de Spa-Francorchamps no se desvelaron esta tarde hasta que el último monoplaza cruzó la línea de llegada. La clasificación del Gran Premio de Bélgica mantuvo en vilo a todos los pilotos desde el primer minuto hasta el último segundo, en el que Sebastian Vettel se alzó con su novena pole position de la temporada y la 24ª de su carrera, superando al final a Lewis Hamilton y a su compañero de equipo Mark Webber. Alonso concluyó octavo, perjudicado por la lluvia y el tráfico. Pero Jaime Alguersuari consiguió la mejor clasificación de su carrera, al colocarse en sexta posición. Partirá desde la tercera línea. Red Bull sigue imbatible en las clasificaciones: las ha dominado todas esta temporada.

La presencia de la lluvia durante toda la jornada marcó ineludiblemente la sesión de clasificación. Desde la primera tanda, los equipos tuvieron que achuchar a sus pilotos para que dieran lo mejor en las primeras vueltas, puesto que aparentemente al menos aquellas condiciones -pista muy mojada y lluvia intermitente- iban a ser las mejores. "Debes hacer tu mejor crono en esta vuelta, porque la lluvia va a llegar muy pronto", le dijeron a Jaime Alguersuari cuando pisó la pista. No fue así exactamente, todos salieron pronto y todos marcaron un buen tiempo, pero la mayoría pudieron mejorarlo.

Poco cambió en la segunda tanda. Las malas condiciones del trazado obligaron de nuevo a utilizar los neumáticos intermedios y a salir rápidamente para intentar marcar buenos tiempos cuando la lluvia había amainado un poco en algunas zonas del circuito. Todos salieron a la pista en cuanto el semáforo se colocó en verde. Y la mayoría de los favoritos coparon las primeras posiciones, encabezadas por los Red Bull de Webber y Vettel y los McLaren de Button y Hamilton. Pero Fernando Alonso estaba en el 11º lugar cuando apareció una bandera roja para retirar el coche accidentado de Sutil. Había un peligro evidente de que la lluvia se intensificara y se quedara fuera. Faltaban siete minutos para la conclusión, y Alguersuari era entonces décimo. Pero, no. Las condiciones no solo no empeoraron sino que incluso mejoraron, y eso permitió al asturiano colocarse líder de la segunda sesión, por delante de Hamilton, Webber y Vettel. Alguersuari entró en la última tanda con la novena plaza. En cambio, Buemi, su compañero de equipo, quedó apeado... igual que Jenson Button (13º), que se contaba entre los grandes favoritos.

Así empezó la tercera tanda, la decisiva. Con todas las incertidumbres aún abiertas y con la lluvia amenazando hasta el final. Sin embargo, los pilotos optaron por colocar neumáticos lisos blandos aprovechando la mejora del estado de la pista, seca en la zona de trazada. La lluvia no volvió a aparecer y la decisión final se determinó en la parte final de la sesión, cuando la pista más había mejorado. Alonso calculó mal y no logró dar un último giro porque el tiempo se le acabó cuando ya vislumbraba la línea de partida. Aquello le condenó a la octava posición, la peor de la temporada en la clasificación. "Probé con los neumáticos de seco, pero la pista estaba todavía muy húmeda. Y cuando mejoró encontré mucho tráfico. Pero bueno, la carrera es mañana e intentaré dar lo mejor. Prefiero correr en seco, porque tenemos potencial para estar entre los cinco primeros", señaló Alonso, un poco decepcionado.

Los demás, en cambio, cumplieron las expectativas. Red Bull siguió controlando las clasificaciones y logró la 12ª del año, gracias al tiempo de Sebastian Vettel (1m 48,2s) que le aupó al primer lugar. Hamilton fue segundo y Webber tercero. La mejor noticia para el automovilismo español fue la clasificación de Alguersuari en la sexta posición, confirmando así su constante evolución y la mejoría evidente del Toro Rosso, que aportó muchas novedades aerodinámicas. Para Alguersuari, la satisfacción fue doble: no solo logró la mejor clasificación de su vida (había sido séptima en China esta misma temporada), sino que volvió a superar a su compañero de equipo, Buemi, que saldrá del 11º lugar.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.