Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bielsa ve allanado su camino

El técnico del Athletic se ahorra el examen de la Liga Europa y un arranque liguero complicado

La ruta que le había tocado transitar esta temporada al nuevo entrenador del Athletic, Marcelo Bielsa, se ha sacudido en apenas unos días varias empinadas pendientes. La insólita clasificación automática que protagonizó el equipo bilbaíno la noche del miércoles fue, ante todo, una buena noticia deportiva y económica, pero también dejó envuelta en una gran incógnita la última prueba de la fase previa de la Liga Europa. Era un partido muy relevante para Bielsa, y, de rebote, también para el recién elegido presidente, Josu Urrutia. Lograr el pase a la fase de grupos era la primera gran prueba de fuego para el técnico argentino. No conseguirlo hubiera sido un grave tropiezo en su proyecto en el Athletic, pero haberlo alcanzado sin jugar también podrá ser utilizado en su contra por sus detractores.

El equipo rojiblanco se medirá el domingo al Rayo Vallecano y evita al Real Madrid

El nuevo entrenador rojiblanco, que mostró su contrariedad por no haber podido demostrar la valía de su estrategia ante los turcos, ha tenido suerte. También en lo que respecta al inicio de la Liga, ya que a cuenta de la huelga de jugadores se ha quitado de encima el arranque previsto con el Real Madrid y lo ha cambiado por otro, en principio, más asequible este domingo contra el Rayo Vallecano. Ahora no cabe otra posibilidad que superar la prueba con nota en San Mamés. El sorteo de la Liga Europa, competición que empezará el 15 de septiembre, se celebrará hoy en Mónaco descubrirá sus próximos rivales.

Sin contar la irregular pretemporada -los elegidos cumplieron sin brillo ante el Catania, su primer test serio, y cayeron en el amistoso ante el Tottenham-, el único ejemplo oficial del estilo Bielsa fue la ida ante el Trabzonspor, que se saldó con un empate a cero. Y dejó la sensación general de que fue posible hacer mucho más. Y es que el equipo rojiblanco pudo poner la eliminatoria de su parte el pasado jueves si no se le hubieran acumulado tantas ocasiones perdidas -"erramos quince goles", contabilizó el técnico argentino-. El equipo encaraba, en cualquier caso, el encuentro con el ánimo que le procuran un innegable potencial, demostrado a lo largo de todo el encuentro de ida. Urrutia reconoció el martes percibir cierta "impaciencia" colectiva. Sobre Bielsa, pendiente del aval de los triunfos y amenazado por dianas prematuras, dijo que le ve bien, "muy meticuloso, muy trabajador y muy confiado de que nos va a venir un futuro halagüeño".

La expedición del Athletic adelantó nueve horas su regreso de Estambul y salió a las cinco de la tarde en un vuelo chárter. Antes de tomar ese avión en Estambul, el técnico del equipo rojiblanco, Marcelo Bielsa, dirigió un entrenamiento en el Türk Telecom Arena, el estadio que iba a acoger el partido de vuelta. Después de la sesión Andoni Iraola subrayó que, después de unos primeros momentos en los que pensaban que la suspensión del encuentro "era broma" , en el vestuario finalmente lo acogieron como "una buena noticia". "Teníamos ganas de jugar, pero al final era poner en riesgo la clasificación. Confiábamos que podíamos pasar porque creo que éramos mejor equipo que ellos, pero eso hay que demostrarlo en el campo", señaló antes de remarcar que lo importante ahora es coger el ritmo de la competición.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.