Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un australiano perito en lunas

Sutton sorprende en el sprint de Orihuela, tras un ataque de Cancellara, y Benatti es nuevo líder

Sera la moda australiana que encumbró a Cadel Evans en el Tour, el segundón, el hombre goma al que siempre le salían esquinas y tropezones. Será que el ciclismo australiano está de subidón por lo que un tipo desconocido como Christopher Sutton se adjudicó el sprint de Orihuela con una facilidad pasmosa, dejando al español Vicente Reynes golpeando su manillar con toda la rabia del mundo por la ocasión perdida. Y a los grandes velocistas con cara de tontos. Será que cuando Cancellara se mueve es como si amenazara tormenta. Lo hizo varias veces. De pronto se monta un arreón de aquí te espero y todo se nubla en el pelotón. Nervios, cosquilleos, pedaleos frenéticos para seguir al poderoso suizo. Allí que se fueron los sprinters tras su huella, cuando quizás lo único que quería era proteger a su líder Fuglsang de la mejor manera posible. Lo cierto es que todo se descolocó, se perdió el orden previsto, se desmadejó la carrera.

Puro desorden, salvo para el Leopard y para Cancellara que consiguieron alguno de sus objetivos. No ganó Bennati, su acreditado sprinter, pero lo colocó de líder, con el mismo tiempo que su compañero Fuglsand, por puestos. Todo en casa y el resto mirándose y mirándose, sin saber que había pasado. Así surgió Sutton, como de la nada, en las cercanías de la última curva, picando hacia arriba. De allí surgió el australiano, como por arte de magia, con todos los grandes descolocados. Es fuerte el muchacho y arreó de lo lindo. Solo Reynes, listo también, supo seguir su paso, pero le faltaron dos pedaladas. El resto iba atrás, muy atrás, mirándose y mirándose, como pidiendo explicaciones al maestro armero, que no era otro que Cancellara, el gran ilusionista, al que le gusta enredar, probarse y probar a los demás, eliminar rivales, disolverlos. Por allí se quedaron Cavendish, Boonen, O?Grady y compañía, con cara de tontos.

Lo anterior fueron asuntos cotidianos: la habitual fuga de Rosendo, acompañado por Martens, Hansen y Houanard. La fuga de la esperanza y del desconsuelo que le dejó a Martens el liderato de la montaña y a Rosendo dos sprints intermedios. Nada más porque nada más podía haber en aquella locura. Uno se fue, Goos (HTC), el primer abandono de la Vuelta. Aunque luego abandonaron los sprinters en la llegada y le abrieron las puertas de Orihuela a un autor novel. En una ciudad tan literaria como ésta, donde si no tienes una calle a tu nombre no eres un escritor que se precie, en tierras de Miguel Hernández, resulta que un australiano fue el auténtico perito en lunas.

Clasificación Genral de la Vuelta a España

1. Daniele Bennati (ITA-Leopard) 4h28:11

2. Jakob Fuglsang (DIN-Leopard) m.t.

3. Peter Sagan (SVK-Liquigas) a 04

4. Vincenzo Nibali (ITA-Liquigas) a 04

5. Valerio Agnoli (ITA-Liquigas) a 04

6. John Degenkolb (GER-HTC) a 09

7. Maxime Monfort (BEL-Leopard) a 10

8. Marcel Kittel (GER-Skil Shimano) a 10

9. Enrico Gasparotto (ITA-Astana) a 10

10. Robert Kiserlovski (CRO-Astana) a 10

...

13. Sergio Padilla (ESP-Movistar) a 14

28. Joaquim Rodríguez (ESP-Katusha) a 25

34. Igor Antón (ESP-Euskaltel) a 28

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información